domingo, 20 de febrero de 2011

Base rupestre Ermita de San Sebastián-Tamayo-(OÑA-11)

La última vez que estuve en Tamayo quise subir a la parte alta del pueblo con intención de completar la visita a la fortaleza de los García de Salazar y ver el llamativo "túmulo" donde se asentó la ermita de San Sebastián, pero desgraciadamente me impidieron el paso los cazadores de jabalíes "por mi seguridad" ya que estaban de "batida". Muchísimas gracias. Ajo y agua.


Volví otro día, y esta vez con más suerte, me di un paseo "auscultativo" como me gusta a mí, y debo reconocer que tanto el paraje, como el propio solar rupestre donde estuvo asentada dicha ermita y su orientación resultan de lo más interesante. A continuación fui a ver el pequeño refugio de los Llanos.


9 comentarios:

mejora dijo...

Hola Zalez. parece que la ermita tenia buena cimentacion pues lo que aparece es la roca madre. En cuanto al refugio da la impresion de ser una cueva eremítica pues alrededor de la portada tiene una hendidura a forma de arco de medio punto y los agujeros serán sin duda para la salida de humos del fuego que harían en el interior. un abrazo

Montacedo dijo...

Hola Zález. El otro día leyendo el blog de Elías Rubio pude saber que según el muchas de las supuestas cuevas o eremitorios del entorno de Tamayo eran en realidad...¡¡Bodegas de chacolí!!

Abi E. dijo...

Hola Zález, hay que ver como ves las cosas. Yo hubiera visto la roca esa y no se me hubiera ocurrido pensar en los cimientos de la ermita.
Admiro la cantidad de información que manejas y el trabajo que realaizas para dar a conocer todas estas cosas.

Un abrazo

ZáLeZ dijo...

Hola Mejora:
El refugio de los Llanos es de muy reducidas dimensiones aunque tenga una forma tan especial. Según me comentó un pastor de la zona los hacían los pastores para cobijarse de las inclemencias del tiempo. Dicen que cada vez que iban, y como la roca es muy blanda, las excavaban poco a poco, pero tiene una apariencia muy antigua.
Por cierto, el libro que me comentaste le encontré en la biblioteca. Gracias.
Un abrazo,

ZáLeZ dijo...

Hola Montacedo:
Muy posiblemente la mayoría serían bodegas de chacolí y muy antiguas, más antiguas que cualquiera del país Vasco, para que luego vengan con lindezas y con aires de "origen autóctono..."
Algunas casonas, como verías en la anterior entrada de Tamayo tienen unas bodegas "tipo mazmorras" que son una pasada. Pero existe una cueva (creo que la segunda) que me da en la nariz que no fue bodega aunque bien pudiera haber sido utilizada como tal. Todavía se obserban bases de muros en forma cuadrada de más de un metro de grosor que la cierran...

ZáLeZ dijo...

Hola Abi:
Para serte sincero, no es que maneje mucha información, en la mayoría de los casos es una cuestión de simple observación y deducción, y sobre todo "imaginación que le echo" y que es mucha, jeje.
Un abrazo,

Álvaro Tilo dijo...

Siempre me sorprende. Ayer no pudo ser y hoy sí. Sin problemas he abierto tu video y mientras lo miraba me han venido a la mente, muchas cosas, muchos recuerdos, te prometo que muchos, muchos, muchos.

Pero hoy no quiero ser yo quien hable de lo que he sentido al mirar, hoy quiero que sea mi admirado, León Felipe, el que te lo diga por mi.

COMO TÚ...

Así es mi vida,
piedra,
como tú. Como tú,
piedra pequeña;
como tú,
piedra ligera;
como tú,
canto que ruedas
por las calzadas
y por las veredas;
como tú,
guijarro humilde de las carreteras;
como tú,
que en días de tormenta
te hundes
en el cieno de la tierra
y luego
centelleas
bajo los cascos
y bajo las ruedas;
como tú, que no has servido
para ser ni piedra
de una lonja,
ni piedra de una audiencia,
ni piedra de un palacio,
ni piedra de una iglesia;
como tú,
piedra aventurera;
como tú,
que tal vez estás hecha
sólo para una honda,
piedra pequeña
y
ligera...

ZáLeZ dijo...

Joder!, Alvaro:
No conocía ese poema, pero como anillo al dedo.
Si algo (a parte de las personas) me atrae, eso son las piedras, da lo mismo que sean pequeñas o grandes rocas, porque como alguna vez he comentado, las piedras hablan mucho de sí mismas, si las sabes escuchar. Será que soy Capricornio y siendo la tierra que piso con mucha intensidad.
Gracias.
Un saludo cordial

Anónimo dijo...

Estoy deacuerdo. Es un lugar de oración de la alta edad media.