jueves, 2 de abril de 2015

Cómo acelerar el nacimiento de una encina

La gran encina "bonsai" en el paraje del Castillo de Toba de Valdivielso
 Seguro que todos tenemos un árbol preferido y seguro también que entre ellos se encuentra la encina.
   Quizás porque la encina es uno de los árboles más comunes y emblemáticos de la península Ibérica, quizás porque conserva su follaje en invierno, porque se adapta a casi todo tipo de suelos y clima, aguanta incendios y resurge de sus cenizas; ser refugio y alimento de innumerables aves y animales....Seguro que se me escapan más cualidades que no sea la de leña para chimeneas.

       Conocida con el nombre científico de 'Quercus rotundifolia', pertenece a las familias de las fagáceas.. El nombre 'quercus' proviene de palabra celta quercuez, que significa árbol hermoso.Muchos de nosotros tenemos la sana costumbre de abrazar el tronco ante un hermoso ejemplar. Eso tiene connotaciones muy diversas y de sentimientos atávicos que permanecen en nuestro subconsciente desde el principio de los tiempos..

   Considerado árbol sagrado en la comarca de  Merindades donde,bajo su sombra,  se celebraban los concejos.

  Pero lo que pretendo en esta ocasión es mostraros lo fácil que resulta hacer germinar sus bellotas con unos sencillos consejos  para conseguir acelerar su nacimiento .

  Si pensamos que enterrando bellotas aleatoriamente por el campo vamos a conseguir algo, nos llevaremos una decepción. La mayoría servirán de alimento, y aquéllas que consigan mantenerse, se pudrirán al poco de despuntar la raíz si se producen fuertes heladas como es lo habitual.. Las posibilidades de éxito son mínimas.
 
     Antes de nada deberíamos tener interés y paciencia en conseguirlo. Caso contrario, es mejor que ignoréis esta entrada, ya que solo os producirá indiferencia. En este caso lo mejor es presentarse en un vivero y comprar un ejemplar desarrollado y a correr. Pero eso no me interesa.
  Al grano:
  A finales de otoño o comienzos del invierno recolectaremos las bellotas.

  Deberemos disponer de unas macetas medianas con sustrato.  Nada de "semilleros" tipo yogur..
   Durante uno o dos días las dejaremos en "a mojo"  en agua cálida. y de paso eliminamos las que floten.

   Con la parte puntiaguda de la bellota ligeramente inclinada hacia abajo, la introducimos en el sustrato. (Ver el siguiente  vídeo).

  

    Todo el proceso de enraizamiento y germinación durará unos tres meses (por ejemplo de Enero hasta principios de Abril) cuando hayamos obtenido un pequeño arbolillo de unos 20/25 cm. de alto.  Ese será el momento idóneo de trasplante con el cepellón,  en un lugar apropiado, evitando sendas, paso de ganado, suelos poco profundos, encharcados o demasiado pedregosos. También puede que tengamos el capricho de trasplantarlas  incluso en un huerto o jardín teniendo siempre presente que en un futuro se convertirán en unos hermosos árboles y con ello aportaremos nuestro granito de arena a la deforestación y el cambio climático que tanto nos preocupa. De paso disfrutaremos viendo crecer un árbol que varias generaciones tendrán el privilegio de heredar  su presencia..

   Y lo más importante en todo el proceso es que se efectúe dentro de casa, con calor de hogar y en un lugar iluminado.  Todo ello acelerará su crecimiento de forma sorpresiva. Si lo hiciésemos exponiendo las macetas al exterior, las posibilidades serán muy bajas, tan bajas como las frías noches del invierno que darán al traste "casi por completo" en conseguir una buena planta de encina. 
 

  Llegados a este punto, he tomado la decisión de no trasplantarla y aventurarme por conseguir una encina de interior (cosa que la veo casi imposible)  pero me lo tomaré como un pequeño experimento abocado al fracaso o ...tal vez no...Cuando llegue ese momento os tendré informados de los resultados de mis intenciones al respecto y las diversas manipulaciones que haré para impedir su crecimiento vertical, tronchando su extremo superior al final del proceso vegetativo durante este año con el fin de conseguir una buena ramificación en copa. A ver qué pasa al siguiente año.. 

8 comentarios:

El tejón dijo...

No te resultará dificil comprender que me ha encantado esta entrada.Claro que la encina es uno de mís árboles preferido, y el tejo, y el serbal y tantos más.
Conozco el proceso pero está bien recordarlo, yo este año tengo unos cuantos tejos nuevos, y me encanta ver su lento crecimiento.
Un abrazo,zález.

Temujin dijo...

Quercus Ilex es el sinónimo de un árbol rotundo, capaz de sobrevivir en climas adversos, con pocos medios. Para sobrevivir es generoso, da muchos frutos de los cuales muy pocos sobreviven en circunstancias normales. La encina es un árbol necesario.

ZáLeZ dijo...

Hola Tejón: Los que nos gustan los árboles tenemos una extensa colección de preferencia. La encina, pero el haya, el tejo (ten cuidado con el veneno), y entre los últimos lugares se encontrarían las variedades de pinos, que no pertenecen al hábitat autóctono en la mayoría de los casos y son especies introducidas que no me hacen mucho chiste.
Otro abrazo para tí.

ZáLeZ dijo...

Hola Temu: cuánto tiempo...
Un arbol como la encina que tiene que superarle tantas dificultadores, tienes razón, es muy generoso y productivo. Pero si encima lo tienes en un lugar donde puedes controlar su crecimiento, necesidades hidricas, plagas y demás, y le tienes en un lugar accesible, podrás conseguir de el en unos años, un ejemplar magnífico, pues acostumbrado a que no le cuiden, cuando se le pone atención, responde muy favorable y crece con unas ganas y frondosisdad inusitada. Sabe que hay alguien que le cuida y responde muy bien a los cuidados.

Anónimo dijo...

Mira en el diccionario avocado y abocado

ZáLeZ dijo...

Hola Anónimo: No ha hecho falta esa comprobación, con tu comentario me vale. Gracias.
Quizás me he dejado llevar por el temor al fracaso, y me ha hecho errar jeje. Saludos,

Montacedo dijo...

Creo que este próximo invierno lo voy a probar. Ánimo con tus nuevos retos de salud.

ZáLeZ dijo...

Hola Montacedo:
Y sobre todo ánimos me han de faltar, créeme. Gracias por los tuyos.
Estos últimos 3 o 4 años (empiezo a perder la cuenta) han sido un cúmulo de circunstancias negativas que parecen que se iban superando, y cuando crees que todo empieza a ir bien, zás, un nuevo jarro de agua fría. No me queda otra que resignarme y aguantarme e intentar no perder el norte.