martes, 16 de agosto de 2022

El flysch de Zumaia dentro del geoparque de la Costa Vasca.

 

   En verano, cuando aprieta el calor, siempre es una buena opción acercarse a disfrutar de los aires que produce el mar cantábrico. Zumaia además tiene el gran atractivo de su espectacular flysch, tanto por travesía en barco como transitando por el borde de su interesante costa. Para reponer fuerzas nada mejor que yantar en uno de sus restaurantes. Y para finalizar el día, aprovechar a darse un paseo por la pintoresca localidad. 

Muchos se preguntarán ¿qué es un flysch? Son estratos rocosos perfectamente delimitados que se formaron en el fondo del océano por decantación de sedimentos y conchas de organismos marinos, en un proceso que dura millones de años. En el caso de la costa vasca abarca desde hace 50 millones hasta hace 100 millones de años.

   Existe un estrato de color oscuro que, según los especialistas, se corresponde con la desaparación de los dinosaurios por causa de un gran meteorito que dejó su impronta escrita entre las capas. Las capas inferiores muestran fósiles de moluscos y artrópodos en abundancia, cuando el mar estaba lleno de vida.  Por encima de esa capa oscura la vida sufrió un gran varapalo por la caida del meteorito que afectó a todo el mundo, provocando la desaparición de gran parte de la vida marina y terrestre hasta que poco a poco las nuevas formas de vida empezaron un nuevo camino evolutivo. Entre los damnificados por esta extinción masiva se encuentran los dinosaurios, que dejaron paso a la evolución y predominio de los mamíferos, entre los que nos encontramos.

Llegada a Zumaia

Conviene reservar el crucero marítimo días antes para no encontrarnos con sorpresas desagradables.

Poco a poco saliendo de puerto.


Faro de Zumaia

Ermita de San Telmo.
A sus pies la playa de Itzurun.


Ubicación del estrato oscuro que marcó
 un antes y un después en la evolución
 de la vida en la tierra.
PUNTA ALGORRI.

Vistas espectacurales de la costa desde el barco.






De vuelta al puerto.


"Milhojas" geológico.

Flysch de Zumaia.


Clic.


Clic.

Cambiamos la travesía marítima y comenzamos la senda por tierra
desde la ermita de San Telmo hasta alcanzar Punta Algorri, a través
de un camino perfectamente delimitado. 



Playa de Itzurun vista desde el camino
a Punta Algorri.


Los acantilados del flisch perfilan la ruta.



Punta Algorri desde tierra.


Para concluir el día, un paseo
por la localidad de Zumaia.
Iglesia de S. Pedro.

Gárgola de la iglesia.


Interior de la iglesia.



Paseando por la ría del Narrondo.



Río Urola.

Astillero Balenciaga.


De regreso, llegando a Briviesca.


   VÍDEO ELABORADO POR KEPA B. RUANO: 

sábado, 13 de agosto de 2022

Iglesia de Santa María La Blanca (Villalcázar de Sirga - Palencia).

 

  Después de conocer Carrión de los Condes y el yacimiento de La Olmeda, para completar el día, nos dirigimos a la localidad de Villalcázar de Sirga con el fín de visitar su magnífica iglesia templaria de Santa María La Blanca. Se trata de un templo-fortaleza de connotaciones templarias y santuario mariano de carácter real, íntimamente ligado a los monarcas Alfonso X el Sabio y su hijo Sancho IV.  Tanto el exterior como el interior impresiona a primera vista. De estilo protogótico o tal vez tardo románico, según se mire.     


Fastuosa portada meridional.


Doble portada meridional. Clic.




Tapa de sarcófago con talla de espada de cruz templaria, en plena calle, que me recuerda
 a las de Frías (Burgos). 

Púlpito

Retablo mayor.





Pila bautismal s. XVI.



Retablo de Santiago de 1530.

Nave central.


Sepulcro del Infante Felipe de Castilla y Suabia, hijo de Fernando III el Santo, hermano de Alfonso X el Sabio.
Detrás, el de su segunda esposa,
Inés Rodríguez Girón.

A la izquierda, Virgen de las Cantigas o de Villasirga


El sepulcro del fondo, de Juan de Pereira.

Interior de la capilla de Santiago.

Mesón de Los templarios. 


  VÍDEO ELABORADO POR KEPA B. RUANO: