miércoles, 10 de julio de 2024

Iglesia de San Lorenzo de Vallejo de Mena.

 


   Para poder ver el interior es necesario que al menos 24 horas antes conciertes una visita guiada que te llevará a éste templo, al de Santa María de Siones, y el tímpano de la iglesia de San Pedro (El Vigo). 

   Para los interesados aquí os dejamos el cartel informativo de visitas:
Cortesía de Cristina Monasterio.
La Iglesia de San Lorenzo de Vallejo fue construida entre las últimas décadas del s. XII y las primeras del s. XIII, dentro de una etapa de transición entre el románico y nuevas corrientes artísticas precursoras del estilo gótico.

La única referencia que existe sobre su construcción es una inscripción realizada en un sepulcro que se conserva en el interior que dice: "Donna Endrequina de Mena dio esta casa a Hierusalem". Según el libro Las Bienandanzas e Fortunas de Don Lope García Salazar, esta dama vivió en el valle a comienzos del s. XIII. El desplazamiento junto a su marido provocó la donación de la iglesia a la Orden de San Juan de Jerusalén que la convirtió en la cabeza de una de las 42 encomiendas que tuvo en Castilla.

El acceso a la iglesia se realiza por tres puertas, siendo la occidental la más monumental de las tres. En sus dos arquivoltas exteriores se presentan figuras de centauros, caballeros, personajes entronados, peregrinos y el Pecado Original.

La fachada sur presenta una portada de tres arquivoltas donde predomina la decoración vegetal. Sobre esta puerta existe una galería de 14 arcos de medio punto que descansan sobre columnas prismáticas lisas. A ella se accede por el husillo situado a derecha de la portada. La portada norte es la más sencilla y se llama puerta del Perdón.

A lo largo de estas dos últimas fachadas y del ábside se suceden una serie de canecillos en dos niveles, siendo el superior liso en decoración (propio del arte cisterciense) y representándose en el inferior campanarios, serpientes entrelazadas, flores de lis, figuras humanas, un barril y un tonel, entre otros.

El ábside está precedido por un tramo recto y se divide en cinco paños mediante haces de columnas. Cada paño presenta decoración en los capiteles de las columnas, en los canecillos del tejado y en las arquerías ciegas de influencia lombarda. Se representan temas vegetales y animales si bien también aparecen rostros y figuras humanas.

En el interior nos encontramos con una iglesia de una sola nave dividida en tres tramos seguidos de un tramo recto que precede al ábside. Todos se cubren con bóveda de crucería, menos el ábside que se cubre con bóveda de horno reforzada por dos nervios. Cada tramo está dividido mediante arcos fajones doblados que descargan sobre pilares compuestos. En el centro del ábside se abre un vano que da luz al interior, a la derecha existen dos arcos pareados de medio punto y a la izquierda los arcos ciegos fueron sustituidos por un arcosolio renacentista que recoge los restos del capitán Fernando de Vivanco y Sarabia, muerto en 1631.

La decoración del interior se concentra en los capiteles de las columnas. El capitel más interesante del muro sur representa a San Martín repartiendo su capa con un pobre. El muro norte muestra dos escenas relacionadas entre sí. La primera representa a varios hombres en una barca y pudiera simbolizar a Jesús con los apóstoles o el traslado del cuerpo del apóstol Santiago a España. La segunda presenta un ataúd entreabierto y varios personajes que lo rodean y pudiera representar la resurrección de Lázaro o el hallazgo y custodia del cuerpo del apóstol Santiago.

La monumentalidad del edificio así como su calidad artística y su buen estado de conservación hacen de esta iglesia una de las mejores muestras del románico burgalés.

Portada occidental. 
La más monumental.





Portada sur.


En la parte superior de la portada
meridional se encuentra una
galería porticada que presuntamente
dio cobijo a los antiguos peregrinos
del camino de Santiago.

Capitel del caballero victorioso.

Canecillos.




Vista general.

Ábside de finales del s. XII junto
con el presbiterio. El resto del tempo:
la nave y las portadas son del s. XIII.

Pila bautismal del s. XIII.

Formas geométricas en 
la estructura de madera
que sostiene el coro.


Interior del ábside con bóveda de horno.

En el centro del ábside una de las pocas
ventanas abocinadas con columnas entrelazadas
helicoidalmente

 capiteles historiados del interior de esta iglesia  Su iconografía es variada y su plástica, como en el caso de los relieves exteriores, altamente expresiva.

Capitel de los caballeros.


Capiteles de la nave.

Arco triunfal.

Bestias con siete cabezas en el capitel del
arco triunfal.

Resurrección de Lázaro. Capitel del ábside.

Capitel del arco triunfal.


Capitel de la nave.


Arcosolio incrustado en el interior
del ábside donde estuvo una de
las ventanas.

Estela.

Ventana absidial.



   VÍDEO ELABORADO POR KEPA B. RUANO:

miércoles, 3 de julio de 2024

Taranco de Mena. Monumento a Castilla.

 

   En Taranco de Mena se localiza un monumento que hace referencia a la primera vez que aparece el vocablo Castilla en el documento fundacional procedente de San Millán de la Cogolla de un monasterio bajo la protección de los santos Emeterio y Celedonio, fechado el 15 de septiembre del año 800. Se trata de un documento apócrifo, según los investigadores, al aparecer escrito en textos muy posteriores al hecho referenciado.


  No sucede así con el acta fundacional de otro monasterio, también en las Merindades, que llaman de San Martín de Ferrán  (Herrán-Valle de Tobalina) donde aparece también el vocablo Castilla y fechado en el año 852. 

   El monumento se encuentra erigido en el solar donde se ubicó el monasterio. Con los restos constructivos que aún quedaban, se construyó la ermita de San Medel. 

   


Ermita de San Medel.




Camino olvidado de Santiago.

Crucero frente a la ermita.


Clic.





   VÍDEO ELABORADO POR KEPA B. RUANO: