lunes, 7 de noviembre de 2016

Cueva La Guindalera (Tobera-Frías)

Ermita de Santa María de la Hoz que se puede contemplar en el trayecto inicial.

   Fue en el abril del 2010 , llevado por el cartel que se halla al otro lado de la Ermita de Tobera y que indica: cueva la Guindalera, cuando ascendí a unos abrigos naturales  con la idea  de descubrir la "famosa" gruta. Presupuse que dichos abrigos se correspondían con la cueva, pero estaba muy equivocado. 

  Seis años  y medio después comprobé mi error cuando Rubén Molinuevo posteó en su muro unas imágenes que en nada tenían que ver con los abrigos naturales que en su día identifiqué como la Cueva de la Guindalera. Me puse en contacto con él para que me indicase "la senda" y con sus imprescindibles datos, el día 30 de octubre de 2016 me acerqué a Tobera para localizarla. Debido a la enorme cantidad de vehículos apartados a un lado y al otro de la zona de la Ermita de la Hoz, preferí aparcar en la explanada que hay dentro del pueblo de Tobera. Ya me habían advertido que era una subida bastante incómoda y desdibujada entre encinas,  bujarros, madroños y bastantes especies más de arbustos que solo hicieron que el trayecto fuera más agradable. Si a ello le sumamos las maravillosas y extensas vistas al cañón de Tobera, el fin casi estaba justificado. 

   La cueva es una enorme brecha horizontal natural que se adentra en un farallón rocoso. Parece ser que antiguamente fue cobijo de ganado. Aparecen bastantes concreciones en su interior aunque las estalactitas son muy pequeñas, no así las coladas estalagmíticas del suelo que son muy evidentes.

    Por su orientación sur y su gran luminosidad quiero pensar que pudo haber sido un lugar de refugio o asentamiento prehistórico pero eso es algo que deberán estudiar los expertos. Aparentemente no es fácil detectar la existencia de algún tipo de grabado o rastros de hábitat humano, pero no conviene descartarlo. Mi realidad empírica va siempre por detrás que la ·realidad", por eso peco siempre de subjetivo. Lo tengo asumido.
Entorno de Tobera, Barrio de Frías.

En el ascenso podemos disfrutar de las vistas al desfiladero


Bajo esta profunda hondonada se encuentra el cañón donde se asienta la Ermita de Santa María de la Hoz de Tobera. 

Cada vez más cerca de la cueva y las vistas se hacen mucho más extensas: Al fondo el pico Humión.

Una de las entradas horizontales a la cueva de La Guindalera.

Interior de la gruta





Pequeñas formaciones estalagmíticas




Una de las estancias más "idóneas" de la cueva

Un murciélago controlaba mis movimientos invasores.





   VÍDEO RECOPILATORIO:

1 comentario:

Montacedo dijo...

Una vez más tus exploraciones nos siguen mostrando sitios interesantes y desconocidos.