viernes, 16 de diciembre de 2011

Tras los pasos de José Mª. Ibero: Dolmen de la Molina del Portillo (I)

José María Ibero, Jesuita y estudioso, descubridor de multitud de yacimientos arqueológicos, con más pasión que fortuna, se hizo eco entre los años 20 y 50 del siglo pasado de un par de megalitos sitos en La Molina del Portillo de Busto - Zangandez. Todos ellos supuestamente desaparecidos o mal interpretados en su momento por el mismo Padre Ibero. Este tipo de momumentos funeraros no suelen aparecer aislados sino relacionados con otros, como resulta habitual.


Presuntamente fueron insistentemente violados y saqueados por esas famosas y absurdas leyendas locales de que en dichos monumentos megalíticos ocultaban tesoros. El tesoro en la mayoría de los casos es el continente y no tanto el contenido. Las piedras ortostatos fueron saqueadas y seguramente reutilizadas para otros menesteres.


Otra posibilidad que también barajan los expertos es que no se tratarían de megalitos sino de simples formaciones naturales.

Con estas pequeñas referencias (leyendas o realidades) me interesé por el tema y lo primero que hice fue consultar con el Sigpac, herramienta indispensable, y observé una hondonada al noreste del pueblo en las estribaciones cercanas al portillo del Somo, frontera con el valle de Valderrama que me llamó la atención. Me pareció ver "algo" en un lugar muy idóneo. De momento lo dejo ahí.

Pero no empecé por esta zona sino por otra más cercana al pueblo cuyo camino-senda parte desde el mismo cementerio. Se trata de una gran extensión ganadera que lleva al manantial de Covaleña para luego ascender lateralmente al monte-meseta que llaman La Dehesa, a cuyos pies se situa La Molina del Portillo.


Existen unas fotos antiguas pululando por internet de alguno de los "presuntos" dólmenes del P. Ibero. Yo creo que se trata de un maravilloso paraje donde las enormes rocas adquieren formas caprichosas y su apilamiento, en ocasiones, pareciera hecho por la mano del hombre.


El lugar merece la pena visitar y para muestra van estas imágenes que espero os gusten. Lamento el día gris y lluvioso que me tocó aquel día y la "chupa" que me agarré.


...pero aquí no acaba la cosa...jeje: continuará...








VIDEO RECOPILATORIO:

6 comentarios:

Begoña dijo...

Hola Zález, en el lado opuesto de ese mismo valle hay una excursión que me encanta hacer por Junio, cuando la vegetación del suelo está llena de brotes y flores y es como una alfombra mullida. Subiendo de Oña a Penches, hacer una paradita en la majada de Barcina de los Montes para comprar el queso tan bueno que hace aquella mujer, y pasear por la explanada del valle con los montes a la derecha, que luego sigue hasta el cruce de La Aldea donde, o se va de frente para esta zona que nos enseñas,me parece, o se sube al Portillo del Busto, o se coge a la izquierda hacia Tobera y Frías que es por donde solemos volver a casa. ¿Cómo se llama esa valle tan precioso? Porque mira que es bonito en esa época.

Yo apuesto por formaciones naturales. Obélix vivía mucho mas al norte.

Saludos sonrientes

Abilio dijo...

Hola Zález, parecen a las hermanas gemelas ese par de rocas erectas.
Begoña no sabe que esas señora que hace unos quesos estupendos en Barcina es paisana nuestra.
Esperaremos al continuación a ver que nos depara.

Un abrazo

ZáLeZ dijo...

Hola Bego:
Ese valle es formado por la falta norte de los Obarenes centrales y forman una especie de valle que se prolonga no solo hasta la Aldea del Portillo, sino que continúa por Zangandez, La Molina del Portillo y llega hasta Encío. Veo que lo conoces muy bien. Y como dice Abi, la quesera es briviescana, y es quien ha conseguido dar fama a los quesos de Barcina de los Montes, donde tengo que decir la gente es muy hospitalaria hasta tal punto, en cierta ocasión que pregunté por unas inscripciones en la Iglesia, y una señora me metió en su casa y me enseñó una de las aras romanas dedicadas al Dios pagano Vurovio , así como un pilar de la misma época que sirve de sustentación de su casa.
La zona es muy interesante. El Pico del Castillo (Petralata) se aprecia perfectamente desde esta zona que describes.
No creas que Obelix vivía tan lejos de aquí, jeje. Esto que muestro es pura belleza natural, en la próxima entrada la cosa no es tan natural.
Saludosonrri.

ZáLeZ dijo...

Hola Abi:
Son espectaculares esas formaciones rocosas,a mí me recuerdan dos brazos con sus puños cerrados, pero también dos percebes gigantes.
No es que vaya a descubrir la pólvora, ni mucho menos, pero eso de mirar al suelo me da muy buenos resultados.
La verdad está enfrente nuestro, no "ahí fuera"
Un abrazo,

mejora dijo...

Hola Zalez : me parece muy bonitas las rocas que muestras hoy, no localizo bien su ubicacion . La zona de Zangandez y La Molina es de lo mas recóndito que hoy puedes encontrar y muy poco conocido sus valores paisajísticos, especialmente el paso de la Herradura. Un abrazo

ZáLeZ dijo...

Hola Mejora:
Esta zona se encuentra en punto opuesto a la Herradura, a la espalda del mismo pueblo de la Molina. Es una extensa zona ganadera. El camino, como he comentado, parte al final del cementerio de este pueblo.
Hay parajes muy poco conocidos y esta zona que va desde el la parte alta del valle Valderrama hasta el valle de la Molina es uno de ellos.
Hoy mismo me he acercado porque han caído las primeras nieves por esta zona de Obarenes, pero había mucha niebla.
Un abrazo,