domingo, 13 de junio de 2010

Barcina de los Montes :"V U R O V I O"

Como lo atemporal puede esperar, recupero lo cotidiano.

El domingo 6 de junio nos acercamos a Barcina de los Montes para ver unas inscripciones romanas que supuestamente se encontrarían en la iglesia.

Como no las localizamos, pregunté a una señora que estaba en una huerta y muy amable nos dijo que en la cuadra de su casa podríamos ver una "piedra con letras". Le comenté que si podíamos fotografiarla y nos respondió que no había ningún problema puesto que ya era bastante conocida, y la habían estudiado hace tiempo.

Entramos en la oscura cuadra y nos señaló en una pared a nivel del suelo terroso. La oscuridad era casi total. Saqué unas fotos con flash en ese punto. Las visualicé en el led de la cámara pero la frontalidad del flashazo impidió percibir nada. Entonces se acercó (supongo que el hijo) con un foco de garaje, y le dije que por favor le colocase lo más lateralmente para acentuar el relieve de las inscripciones y...!sorpresa¡: apareció sin presentarse: "VVROVIO".

Ahí no quedó la cosa puesto que en la misma linea de proyección de donde estaba "el ara", a pocos metros, y tras un bieldo colgado , apareció la parte inferior de una columna romana que formaba parte de la estructura de la vieja casa.
Con toda probabilidad esa vieja casa guarda un tesoro en su cimentación.

A continuación nos dirigimos al peculiar cementerio de Barcina puesto que en realidad está dentro de una ermita sin bóveda ni tejado. El pórtico es muy interesante y supongo que de estilo románico tardío. En sus muros diversas piedras como una especie de ventano extraño insertado , de una sola pieza, algunas inscripciones en un lado del arco.:Un pequeño puzzle.

Aquella lluviosa mañana "visitamos a la deidad pagana autrigona que dio nombre a toda una comarca: LA BUREBA". No se puede pedir más.




Como tengo por costumbre, cuando recibo un mensaje con informaciones interesantes, lo inserto en la misma entrada. Lo he recibido de Mikel Mitzili quien dijo...



Hola a todos. Cual ha sido mi sorpresa al descubrir este blog, por el cual te felicito Zélez. La casa de la que hablas es la casa de mis abuelos. La señora de la que hablas es mi madre y quién se acercó con la luz mi tío (su hermano). Yo soy de San Sebastian y vivo aquí, pero he pasado todos mis veranos de infancia y juventud en esa casa. Sobre todo cuando vivían mis abuelos. Desde hace unos 10 años voy con bastante menos frecuencia.
Conozco esas piedras desde que nací. La casa se construyó sobre una vieja toñada con su patio-plazoleta que existía en el lugar, según me contó innumerables veces mi abuela. Ella estaba orgullosa de esa casa pues la construyeron con sus propias manos más la ayuda de un albañil de Oña. Siempre recordaba que toda la arena necesaria para su construcción la bajó ella desde la sierra y la cribó a mano.
El caso es que el ara y la columna ya eran las bases de aquella toñada original. La casa se construyó encima aprovechando las gruesas paredes de piedra de la misma. Dudo que el emplazamiento original de esas piedras fuera ese. Probablemente se trajeron hace muchísimos años de algunas ruinas cercanas diseminadas por los campos cercanos para construir aquella toñada primigenia, que a su vez podría ser las ruinas de alguna vivienda anterior. Quien sabe.
Parece ser también según creo que todo el pueblo en origen estaba en la entrada viniendo desde La Aldea, en lugar de donde está ahora. Allí probablemente excavando pueden salir restos. Mi abuelo me contó que haces años salían pidras y restos por esa zona.
En cuanto al ara de nuestra casa. En su día apareció en el Diario de Burgos en mayo de 1974. Guardo el recorte. Posteriormente la ha visitado más gente. Algunos más o menos entendidos y otros no tanto. Mis abuelos me contaron que en su día algún museo(?) o entidad(?) les ofrecieron llevársela arreglando la columna donde está incrustada. Ocurre que los dos pilares principales sobre los que está construida la casa se apoyan, uno sobre este ara y otro sobre la base de una columna también de la época romana según parece, aunque esta última no tiene ninguna inscripción ni decoración. En el museo de Oña efectivamente se pueden ver varias aras y restos similares de la zona.
Hace no mucho una pareja de amigos aficionados a la arqueología que la estuvieron viendo me hicieron la siguiente interpretación de la inscripción.

VUROBIO
L(ucious) CASSIUS
FLACCUS
V.S.L.M.

En latin querría decir:
VUROBIO, LUCIOUS CASSIUS FLACCUS VOTUM SOLVIT LIBENS MERITO.

En castellano
Lucio Casio Flaccus (Flaccido) cumple gustosamente sus votos con VUROVIO.

Según ellos la inscripción es de origen Autrigon. Según parece es una piedra de cementerio, funeraria, en ofrenda al dios Vurobio. En aquella época se incineraba a la gente y en el lugar donde se guardaban o depositaban sus cenizas se colocaba una piedra o lápida funeraria. Según dicen la palabra Bureba viene de Burueba, y Burueba del nombre del dios Vurobio. Parece que este dios era un dios de las fuentes de agua caliente.

Esta es la interpretación más extensa que tengo de la inscripción. No sé hasta que punto será acertada.

Un abrazo a todos. Me ha hecho mucha ilusión descubrir este blog.

8 comentarios:

Temujin dijo...

Es increible, lo que se puede encontrar en nuestra provincia, con solo preocuparse. Muchas casas están edificadas sobre ruinas romanas y no lo sabemos y no lo sabremos. Por ¿ahi habia unos criadores de caballos o no?

Montacedo dijo...

Zález, eres un hacha.

mejora dijo...

Hola Zalez: Muy buena la información que nos aportas sobre el Dios Vurovio. Vuelvo a reiterarme sobre lo que te decía, que en casas de particulares hay muchos vestigios del pasado.En el museo provincial y procedentes tambien de Barcina de los Montes , sino me falla la memoria , hay aras del Dios Vurovio. Las palabras que siguen a Vurobio en la lápida que muestras,parece que son el nombre de algún personaje romano. Un abrazo

ZáLeZ dijo...

Hola Temu:
Esta casa en concreto será una más de las que rodean la Iglesia donde habrá más restos con casi toda seguridad.
Por la zona de Obarenes hay bastantes estabulados de caballos: Ranera, Cubilla... pero imagino que te refieres al único y emblemático caballo losino. Hace tres años los ví en una finca enorme a modo de baguada que hay subiendo por Villanueva de Teba, en forma libre y salvaje "salvando las distancias" y no pude fotografiarles porque estaban lejos. Ahora lo lleva el Ayuntamiento de Pancorbo en unos altos cercanos. Creo que cada año subastan algunos ejemplares. A ver si algún día me acerco y consigo fotografiarles por el monte porque es algo que lo tengo pendiente y se lo merecen. Posiblemente sea la mayor reserva de losinos, aunque en Merindades hay algún que otro criador.

ZáLeZ dijo...

Hola Montacedo:
Gracias por lo de acha, pero fue pura casualidad. Como dice mi madre: preguntando se llega a Roma, y nunca mejor dicho.

ZáLeZ dijo...

Hola Mejora:
Es cierto. La diferencia es que hay gente que lo tiene porque forma parte de su casa o lo tiene de forma correcta y "otros listillos" son capaces de instalar en su txoco o casa de campo de forma impune hasta una portada de una ermita, pero si puedo, algún día os lo demostraré...

Tenía entendido que algún ara del mismo tipo se encontraría en el museo del Monasterio de Oña, pero no me hagas mucho caso.
Un abrazo,

Mikel Mitzili dijo...

Hola a todos. Cual ha sido mi sorpresa al descubrir este blog, por el cual te felicito Zélez. La casa de la que hablas es la casa de mis abuelos. La señora de la que hablas es mi madre y quién se acercó con la luz mi tío (su hermano). Yo soy de San Sebastian y vivo aquí, pero he pasado todos mis veranos de infancia y juventud en esa casa. Sobre todo cuando vivían mis abuelos. Desde hace unos 10 años voy con bastante menos frecuencia.
Conozco esas piedras desde que nací. La casa se construyó sobre una vieja toñada con su patio-plazoleta que existía en el lugar, según me contó innumerables veces mi abuela. Ella estaba orgullosa de esa casa pues la construyeron con sus propias manos más la ayuda de un albañil de Oña. Siempre recordaba que toda la arena necesaria para su construcción la bajó ella desde la sierra y la cribó a mano.
El caso es que el ara y la columna ya eran las bases de aquella toñada original. La casa se construyó encima aprovechando las gruesas paredes de piedra de la misma. Dudo que el emplazamiento original de esas piedras fuera ese. Probablemente se trajeron hace muchísimos años de algunas ruinas cercanas diseminadas por los campos cercanos para construir aquella toñada primigenia, que a su vez podría ser las ruinas de alguna vivienda anterior. Quien sabe.
Parece ser también según creo que todo el pueblo en origen estaba en la entrada viniendo desde La Aldea, en lugar de donde está ahora. Allí probablemente excavando pueden salir restos. Mi abuelo me contó que haces años salían pidras y restos por esa zona.
En cuanto al ara de nuestra casa. En su día apareció en el Diario de Burgos en mayo de 1974. Guardo el recorte. Posteriormente la ha visitado más gente. Algunos más o menos entendidos y otros no tanto. Mis abuelos me contaron que en su día algún museo(?) o entidad(?) les ofrecieron llevársela arreglando la columna donde está incrustada. Ocurre que los dos pilares principales sobre los que está construida la casa se apoyan, uno sobre este ara y otro sobre la base de una columna también de la época romana según parece, aunque esta última no tiene ninguna inscripción ni decoración. En el museo de Oña efectivamente se pueden ver varias aras y restos similares de la zona.
Hace no mucho una pareja de amigos aficionados a la arqueología que la estuvieron viendo me hicieron la siguiente interpretación de la inscripción.

VUROBIO
L(ucious) CASSIUS
FLACCUS
V.S.L.M.

En latin querría decir:
VUROBIO, LUCIOUS CASSIUS FLACCUS VOTUM SOLVIT LIBENS MERITO.

En castellano
Lucio Casio Flaccus (Flaccido) cumple gustosamente sus votos con VUROVIO.

Según ellos la inscripción es de origen Autrigon. Según parece es una piedra de cementerio, funeraria, en ofrenda al dios Vurobio. En aquella época se incineraba a la gente y en el lugar donde se guardaban o depositaban sus cenizas se colocaba una piedra o lápida funeraria. Según dicen la palabra Bureba viene de Burueba, y Burueba del nombre del dios Vurobio. Parece que este dios era un dios de las fuentes de agua caliente.

Esta es la interpretación más extensa que tengo de la inscripción. No sé hasta que punto será acertada.

Un abrazo a todos. Me ha hecho mucha ilusión descubrir este blog.

ZáLeZ dijo...

Hola Mikel:
Me ha parecido muy interesante todo lo que comentas de esa casa familiar y como considero que es un complemento indispensable por los abundantes datos que comentas, mi costumbre, es postearlo en la misma entrada.
Muchísimas gracias.
Saludos cordiales,