viernes, 7 de enero de 2011

El Castillo de Cuevarana (OÑA-3)

Al salir a la palestra todo lo relacionado con el castillo de Petralata, El escritor y periodista Eduardo Rojo Díez se puso en contacto conmigo vía email. Fue una especie de mezcla entre satisfacción mutua y esa sensación de "haber roto algo" al haber aireado, quizás en demasía, la ubicación de los escasos restos de dicho castillo, dando como resultado catas no autorizadas en la zona. Reconozco que me sentí un poco triste porque soy consciente que este medio no es el apropiado, pero así se me antojó. Me consoló la idea de que no resultaba tan ignorado como creía. pero también es cierto que hasta entonces a nadie pareció interesar el tema más que a "cuatro gatos", menda incluido. ....y hoy todo sigue igual.
Poco tiempo después pareciera que era sabido desde siempre y se daba por sentado su "exacta ubicación". El club briviescano de Montaña Obarenes tomó la iniciativa por su cuenta, en poner una placa indicadora en la cumbre. Me pareció muy bien y os aconsejo que veáis la bonita
colección de imágenes que sacaron del evento. Mi apreciado paisano "Mejora" sabe muy bien de qué hablo. Hasta aquí. Punto pelota.


------------------------------------------oOo------------------------------------------------



Eduardo, también me comentó que en Peña Horadada existe otra que llaman "Trastorre" donde, en sus cercanías, se ubicarían los escasos restos del Castrum de Cuevarana (y que fue objeto de una pequeña excavación). Dicho castillo se escontraba estratégicamente relacionado con Tedeja y Oña. En ese momento se me "encendió una luz neuronal". Un equívoco fue el causante de que interpretara que "La Horadada" comenzaba en Oña y continuaba hasta Trespaderne (de toda la vida) , pensando en un punto concreto localizado donde el río Oca se estrecha y encañona entre Oña y el cruce de Villanueva de los Montes y concretamente en algún paraje cercano al puente de la Blanca donde siempre había sospechado de la existencia de algún punto vigía de tipo defensivo (tal vez una "cueva-castro" de origen premedieval subordinado...) , y así se lo hice ver a Eduardo quien me comentó que, en efecto existen restos de una ermita y que donde se asienta más parecía un observatorio que una ermita, llegando ambos a una más que probable conclusión. Ya os contaré y prometo que es interesantísima, tanto en su aspecto "gráfico (algunos ya lo conocerán) ,como en el meramente "especulativo, pero a su momento...

De momento, y aunque Eduardo se ofreciera enseñar y acompañarme a los "restos" del castillo de Cuevarana, he preferido no saberlo, para luego no caer en errores, que me conozco.

Espero disculpéis mi dispersión (tiene su porqué) pero ahora toca Cuevarana:
Ante una información de este tipo lo primero que hago es procurar "no contaminarme" con la poca o mucha información que al respecto haya podido publicarse. Es una forma de pensar un tanto rara pero así consigo formarme una opinión personal sin que me influya lo ya constatado, es decir, ser lo más ignorante que pueda , guiándome por simple lógica y a lo bruto. Será luego cuando busque información al respecto. para contrastar lo mucho o poco equivocado que estaba.
Dicho esto, y con el único ánimo de "visitar" la zona de la Peña de la Horadada-Trastorre por lo que representa y cómo no, contemplar el entorno estratégico, me encaminé hasta dicho lugar. Tanto la Peña Horadada (hoy destruida) como Trastorre eran un perfecto mirador a la "Y" griega que supone la bifurcación: Una hacia Cereceda-Valdivielso y la otra hacia Tedeja-Trespaderne. De todo ello haré mención en futuras entradas "relacionadas". El panorama que se divisa satisface a cualquier amante de los bellos paisajes onienses y un perfecto "mirador" .
Dice la tradición que el Castillo se encontraba "encima de una gran cueva", por lo que interpreto que se refiere al "abrigo natural" puesto que la ubicada en la desembocadura del Oca (al primer golpe de vista), no resulta grande y la composición de la peña caliza donde se asienta, es demasiado puntiaguda en su cima , haciendo imposible cualquier tipo de construcción. Dicho abrigo-cueva se encuentra dentro de una gran peña de arenista redondeada en su cumbre, como una especie de plataforma, y sería la "estribación" frontal de la otra Peña más alta que llaman "Trastorre", de tipo calizo, "a su espalda". El acceso a la cumbre redondeada es muy complicada. No así a la peña Trastorre que aún siendo más alta su acceso es fácil. Las imágenes y los tramos de vídeo están sacados desde ésta.

Según las informaciones que posteriormente he encontrado , y con el único móvil de saber algo más del Castillo que se ubicó en esa zona (Cuevarana), paso a recopilarlas, pues me parece muy interesante y creo que poco estudiado en su contexto histórico.

CASTRUM DE CUEVARANA:

De origen pre-romano o romano , que constituiría el foco subordinado a la FORTALEZA DE OÑA y que durante la campaña de Osma que Abderramán III (año 934) lanzara contra los cristianos, fue arrasada (según el cronista musulmán Ibn Hyyan). La campaña se llevó a cabo de Este a Oeste de la provincia burgalesa, comenzando por Cerezo de Río Tirón, llegando a Oña, para luego "recular" y dirigirse al Monasterio de San Pedro de Cardeña por considerarlo un lugar "olvidado de calamidades, amena y ampliamente cuidada, importante y bien construida..."
Todo parece indicar que no "osaron" atravesar el cañón del Oca y obviamente Cuevarana quedaría al margen de esta incursión. Seguramente no querrían asumir riesgos pues los cronistas musulmades, tan dados a describir y ensalzar sus batallas "cuando las ganaban", nunca olvidaban las derrotas que concretamente en la Horadada les propinaron nuestros cántabros a manos de Pedro Duque de Cantabría al frente de Tedeja (712 o 716) y más tarde en Pancorbo al mando del Conde Diego Porcelos (882).

A principios del s. XI (poco antes del dominio navarro) estaba en manos de un miembro de la élite local llamado Nuño Feles, quien se lo vendió a Sancho III el Mayor (año 1.027) . Posteriormente Fernando I lo dona definitivamente con "todos sus términos" al Monasterio de San Salvador de Oña (1.063).
"Caso abierto":
------------------------

----------------oOo-----------------------------------------------
NOTA.- He recibido un interesante correo de EDUARDO ROJO DIEZ (le doy las gracias) donde me aclara y subsana algunos errores: La Peña Trascastillo se llama TRASTORRE, y Peñahoradada en realidad es Peña la Horadada, para evitar equívocos con otros lugares, y fue destruida por obras. Ya he hecho las correspondientes rectificaciones. La fotografía (postal antigua) que me ha enviado aclara y mucho el porqué de La Horadada además de interesante: La peña estaba "perforada" y era espectacular por el tamaño a juzgar por los "jesuitas" que paseaban por dicho "paso".
La ermita atalaya de Santa Ana la tengo visitada . Daré cuenta de ella más adelante porque es uno de los motivos más interesantes de las siguientes entradas y sabes por dónde van los tiros.

Hola, Zález.:

Qué tal estás. Veo que estás aprovechando este invierno para recorrer los desfiladeros de Oña. Admiro tu labor metódica e incansable. Enhorabuena. Únicamente un par de precisiones. El lugar que está debajo del peñasco donde has estado que tan buenas vistas tiene(en la orilla izquierda del Oca, por allí el río fue desviado para hacer el túnel del ferrocarril) lo llamamos 'Trastorre', no 'Trascastillo' (los dos igual de relacionados con una fortaleza). Tal vez te lo dijera yo mal, no lo recuerdo. El padre Ibero, que tantas investigaciones hizo en la zona en el primer tercio del siglo XX lo recoge como 'Trestorres' (demasiadas, tal vez), pero ya te digo, la gente allí lo llamamos 'Trastorre'.

Efectivamente, La Horadada es una peña que ya no existe que da nombre al desfiladero del Ebro, pero creo que es mejor que no la llames Peña Horadada (así no la llamamos por allí) y además se puede confundir con Peñahorada (sin el útlimo -da), un pueblo de burgos, que así la llamas también en tu entrada del blog. Te mando una postal de principios del XIX (acabo de sacar un paquetito con 50 postales históricas y artísticas) donde se aprecia la peña en cuestión (si te fijas creo recordar que se ve a un jesuita en el hueco). La puedes usar para ilustrar el blog. Herrera Oria, en 1917, escribe que por dentro del agujero de la peña pasaba el antiguo camino del desfiladero del Ebro. No lo sé, pero parece difícil bajar desde ahí hasta donde estaba el puente.

Veo que también has encontrado el pontón de Susenes y has identificado el Picón de la Condesa, que casi nadie sabe ya donde están. Ahora puedes intentar encontrar la ermita-atalaya de Santa Ana, aunque ya sabes que yo estaré encantado de ir contigo. No sé si estás utilizando las coordenadas que aparecen en el libro que te dije que tenías en la biblioteca de Briviesca, pero así te será más fácil. En el libro en cuestión hay alguna foto más reciente y más en detalle de la peña de la Horadada

Un saludo cordial
Eduardo Rojo

12 comentarios:

Fernando J. Ruiz dijo...

La repuesta, (o una posible repuesta) a la anterior entrada:

Aún sin analizar ninguna muestra, parece bismuto disuelto por el agua de la lluvia con trazas de cobre. Algo muy común en la piedra caliza.

ZáLeZ dijo...

Hola Fernando:
Tienes toda la razón y gracias por las molestias, pues se lo que has tenido que "indagar".
Mi pensamiento iba por otros derroteros...
Saludos,

Temujin dijo...

Aquí es muy posible la existencia de varios de los castillos, que dieron a Castilla su nombre. Muchas veces asociamos castillo a una gran edificación, pero eso solo ocurría en contadas ocasiones. La mayoría de ellos eran pequeños y sus piedras "recicladas", lo que hace muy difícil su localización. Pero era la frontera y su presencia es segura. Un saludo

Álvaro Tilo dijo...

Como siempre, Zález, estupendo reportaje, digno de leerse con total atención.

Gracias igualmente a Fernando por la información "azul"

Fernando J. Ruiz dijo...

Desde luego Zález, con ese entorno que tienes por allí, es para estar todo el día fuera y 'trillándoselo'... :)

Abi E. dijo...

Hola Zález, cuantos años sin verlo desde arriba, no tengo perdón, pero tu me has devuleeto la belleza del lugar.
En cuanto al castillo, no tengo duda, conociendote de que conseguiras una información de primera mano y bien contrastada después.
Cuanto he disfrutado y aprendido leyendote y viendo el video.

Un abrazo

ZáLeZ dijo...

Hola Temu:
Has dado en el clavo. La mayoría de esos castillos, en aquella época, eran construcciones muy rudimentarias pero de un valor defensivo y de control muy importantes y desde de luego no se encontraban a la orilla de un manso río o en la llanada de una fértil vega. Buscaban los lugares más escabrosos, de dificil acceso, pero dominantes para control de pasos estratégicos... para salvaguarda y seguridad de lo que fue la antigua Castilla en suma, y evitar las amenazadas desde disntintos frentes y no solo el musulmal.
Saludos, y gracias por tu opinión.

ZáLeZ dijo...

Hola Alvaro:
Gracias, seguiré en la misma línea. No te quepa duda.
Un cordial saludo,

ZáLeZ dijo...

Hola Fernando:
Es una ventaja muy grande tener un entorno en el que aún, parece mentira, "es posible la aventura" y creo que hay espacio incluso, para las sorpresas. Seguro que los antiguos "jesuítas de Oña" se han dejado algo sin "oscultar".
Qué es dificil...

ZáLeZ dijo...

Hola Abi:
Que te voy a contar que no conozcas del lugar, pero a veces de tanto verlo, nos olvidamos un poco de él.
Un abrazo,

Esperanza dijo...

Hasta no hace muchos años y dentro de mi ignorancia, yo era de las que pensaba y relacionaba la palabra castillo con una construcción grande al estilo del de la Mota, por poner un ejemplo, al mismo tiempo que lo consideraba poblado de decenas de familias y soldados, por no decir cientos, hasta que un día visité la zona navarra y me lo explicaron. No salía de mi asombro al saber que las cuadras para los caballos, muchas veces, albergaban tan solo los rocinantes del señor de la fortaleza. Bueno yo hablo de la época medieval. Para mí fue toda una sorpresa. Creo que la culpa de todo lo tienen las películas que vinos de niños. Seguro.

ZáLeZ dijo...

Hola Esperanza:
Las películas de época (sobre todo las que se desarrollan en los tiempos "oscuros" (antes del s.XI) dan una imágen errónea de aquella realidad. Bien es cierto que existían fortalezas como la de Oña (observa el impresionante torreón que formó parte de su extinta fortaleza) y Tedeja de "grandes" proporciones (ciñéndome a esta zona) , pero las "circunstancias" obligaban a la construcción de muros muy gruesos, que reducían considerablemente los metros cuadrados útiles en su interior. En Tedeja, los semicubos eran macizos...
Quizás por no pecar de pretencioso suelo mencionar "castro" "punto vigía... y no castillo (que lo eran) para no crear una imágen errónea. Estamos hablando de una zona muy conflictiva, inestable y de orografía complicada. Cuanto más "inaccesibles y camuflados" fueran, más efectividad tendrían en sus funciones.