sábado, 4 de enero de 2014

Gárgolas en la Catedral de Burgos

Cuando observamos la Catedral de Burgos la vemos de una forma global pero si nos detenemos en sus detalles, que no son perceptibles, nos daremos cuenta del intricando bosque de esculturas, tallas, relieves y figuras que la jalonan.
   En este caso me he he fijado tan solo en unas de tantas gárgolas monstruo-diabólicas que posee.








VÍDEO RECOPILATORIO:

9 comentarios:

El tejón dijo...

Son una maravilla, para ver bien esa catedral nada como pagar un guía, nunca olvidaré esa visita, las demás veces que lo hice por libre no vi nada.
Saludos.

Miquel dijo...

Con el anterior escribidor...una maravilla ¡

Temujin dijo...

Soy una muestra de personalidad de la Catedral, me encantan. Mañana iré con los niños a ver a Miró que esta allí expuesto. El contraste sera interesante.

Fernando dijo...

Yo me quedo con una escultura mas moderna que sale en la 1ª fotografía, claro que ni es una pérgola ni esta en la Catedral, pero hay quien si esta dentro de ella y no sale en tu vídeo, por cierto... buen tema musical el seleccionado

Feliz Año

Gemma dijo...

Si viviera cerca seguro que pasearía por allí a menudo. Me gusta visitar catedrales y reconocer los detalles de cada fachada pero también me entusiasma el paseo alrededor de ellas, por las callejuelas próximas... Me llama la atención la escultura del señor que está sentado en un banco de la plaza...no me alcanza la vista para saber de quién se trata...

Saludos y feliz año, la entrada ya veo que ha sido buena :D

El Deme dijo...

Esas obras de arte de piedra desafían el tiempo y el espacio, la nieve y la contaminación, y nos hablan de un tiempo que se esculpía en el aire el mensaje del miedo y del temor.

JOSE LUIS dijo...

Tuve ocasión en S. Compostela de estar junto a una gárgola, que estaba fuera de su sitio. Lo que más me llamó la atención fue su tamaño: una pieza de más de dos metros de larga. Lo que vuela mide un metro más o menos, pero la parte encastrada en el muro, que actúa de contrapeso, mide, al menos, otro tanto. Claro, vemos las gárgolas desde la calle, y nos parecen unos simples canutillos.
José Luis.

Minerva dijo...

En una ocasión hace tiempo me mandaron al correo una página para ver la catedral palmo a palmo. Tiene tantos detalles y maravillas que el ojo puedo llegar a ver.

La he buscado:
Www.catedralhd.com

ZáLeZ dijo...

Gracias por vuestros comentarios.
La verdad es que hay poco que añadir ante semejante grupo escultórico que posee la Catedral de Burgos no solo en su exterior, desafiando el paso del tiempo, la climatología y la contaminación.
Saludos y abrazos para todos.