miércoles, 11 de septiembre de 2013

Oña desde el Portillo Amargo. Otro intento infructuoso para visitar las Cuevas del Caballón

Esta es la segunda vez que intento llegar a las Cuevas del Caballón,en Oña y lo he hecho subiendo el portillo Amargo para luego desde la meseta,  acercarme a ellas y fue físicamente imposible. La primera vez lo intenté desde el mismo desfiladero (Paraje Socastillo) y su dificultad resulto igual o peor.
   Aún así el trayecto fue interesante ya que desde el portillo Amargo se pueden obtener unas vistas estupendas de Oña y su monasterio. Así es que me di por satisfecho.
   Más tarde lo intentaría por otro lugar y por fin conseguí acceder a ellas, pero eso será para otra ocasión. Como casi siempre: a la tercera va la vencida. Soy muy cabezón y hasta que lo he conseguido, no he parado.  
  Eso sin contar con la localización de la Cueva de la Blanca que me ha pasado tres cuartos de lo miso, pero llegué, vi y vencí. Pero eso lo dejaré para próximas entradas e intentaré explicar su interés tanto desde el punto de vista arqueológico, "pre-histórico,  como espeleológico ya que la de la Blanca aún conserva su belleza kárstica a pesar de los desaguisados sufridos a lo largo de los años por gente que carece del mínimo respeto con la naturaleza.
   Vayamos por partes como diría "Jack el destripador".




VÍDEO RECOPILATORIO:

7 comentarios:

Temujin dijo...

Una zona muy interesante desde todos los aspectos, o eso creo yo.

Fernando dijo...

Ciertamente ZáLeZ, las vistas desde el portillo Amargo bien merecen el paseo, tu tenacidad tubo recompensa, otra pica en flandes

Un Saludo

ZáLeZ dijo...

Hola Temu:
Estoy totalmente de acuerdo contigo.
Si no hubiesen sido por las nefastas vicisitudes por las que han pasado los hallazgos paleolíticos encontrados en la zona, Oña sería una de las mayores concentraciones paleolíticas más importantes de la piel de toro. Eso en este aspecto, porque en lo demás, sobran las palabras.
Saludos,

ZáLeZ dijo...

Hola Fernando:
Es complicado localizar estas cuevas del Caballon, eso que se ven perfectamente desde el desfiladero del Oca, y para serte sincero, ha habido gente que se ha ofrecido para enseñármelas, pero tengo la mollera muy dura y me gusta localizarlas por mí mismo aunque me lleve a "embudos y precipicios" infranqueables y tenga que ir más de una vez.
Saludos

El tejón dijo...

Pues nada,amigo, a insistir en el intento que aquí estremos esperando que nos muestres tus descubrimientos.
Un saludo.

Minerva dijo...

Lo que dices las vistas preciosa o tus fotografías así lo corroboran. Me gusta la 2 foto enmarcado el monasterio en verde naturaleza. Por cierto me ha llamado la atención tu comentario a Temujin, "mira que la piel de toro es muy grande" no lo sabia de esta importancia en Oña.

ZáLeZ dijo...

Minerva, para tener buenas vistas de cualquier sitio a veces hay que hacer un esfuerzo y subir y subir para conseguirlas. Las vistas de Oña son preciosas.
Claro que la piel de Toro es muy grande, pero no soy yo quien lo dice, La zona oniense contabiliza una concentración de lugares prehistóricos excepcional: La Cueva del Caballón, La Cueva de la Blanca, la famosísima cueva de Penches (eso en cuevas) porque en abrigos rocosos ni te cuento.
No es una exageración, créeme. El problema es que no se ha controlado el paradero de lo que los Jesuítas exploraron y encontraron.