martes, 16 de julio de 2013

El castro autrigón del "Castillo de Monasterio de Rodilla"

Muralla sur y entrada al castro
limites y murallas
No hay que confundir este castro con el ubicado en el alto de Rodilla donde se ubicó Tritium Autrigonum, y tampoco identificarlo solamente con las ruinas del castillo roquero "medieval" superpuesto que se ubica en una atalaya adelantada del propio castro, aunque  ese espigón donde está el castillo, formó parte del poblado en sus remotos  orígenes. 
 
 Está catalogado  como castro de altura y datado en la primera edad del hierro, no teniendo continuidad en su ocupación durante los siglos posteriores. Caso contrario a lo que sucedió con el de Tritium Autrigonun que fue romanizado. 
superficie
    Además, éste de Monasterio de Rodilla, disponía de grandes murallas (hoy reducidas a alineaciones tumulares), cuya forma es debida al inexorable paso de los siglos, o debería decir milerios (2.500 años).  A pesar del tiempo transcurrido hoy se aprecian  perfectamente dónde estuvieron sus murallas. Una al Sur por donde se accedía, y otras dos paralelas y separadas por unos 100 metros.  al norte, una de las cuales con su foso tallado en roca. La forma del castro es alargada y ocupa la estrecha meseta donde el lado Este es muy escarpado e inaccesible, y el lado Oeste, con laderas más suaves. La anchura del castro que coincide con la longitud de sus murallas oscila entre los 80 y 90 metros.  Para evitar más explicaciones, me remito al vídeo que recopilé. 
    Espero que os guste.
Acercamiento a la Ermita románica Virgen del Valle (desde el castro)

Prolongación del foso de la muralla norte

Castillo "medieval" sobre la cuña oriental del castro 

Muralla Norte

Acercamiento a la Iglesia románica de Santa Marina

Sobre la meseta derecha, al fondo, estuvo el castro.

   VÍDEO RECOPILATORIO:

10 comentarios:

mejora dijo...

Hola Zalez : había estado varias veces en el Castillo de Monasterio, pero ni idea de que hubiera un castro junto a él . Este verano me daré un garbeo por el castillo con el fin de identificar el castro con tus explicaciones . Un abrazo

Lebato y Muniadona de Mena dijo...

Acabo de terminar el último libro de don Aitor Lizarazu Pérez ("Merindades: La piedra de Castilla") y quiero felicitarte por lo que te corresponde en ese trabajo.

Un saludo y buen verano.

ZáLeZ dijo...

Hola Mejora: Un lugar y entorno muy aconsejable porque además del castro y a su vera tenemos la iglesia románica de la Virgen del Valle, la de Santa Marina y encima el castillo.
Un abrazo

ZáLeZ dijo...

Hola Lebato y Muniadona de Mena. Ha sido un placer. Y ya sabe Aitor que si necesita cualquier material gráfico seguro que tengo algo, jeje.
Gracias a tí. Saludos.

Minerva dijo...

Hola Zález:
En cuanto empieza el verano, me agobio con el calor, el trabajo, y todo lo que tengo alrededor. Pierdo el hilo de las rutinas tranquilas que llevo hasta el momento y parece que ni estoy.
Bueno, haber si esta semanita me pongo al día, y dejo de estresarme.
Esta iglesia de Virgen del Valle, parece muy bonita, me la recomiendas. Hace 2 semanas tuve que ir a Quitana Valdivielso, y cuando volvi lo hice por el camino largo, visitando varios pueblos y como no a las puertas de San Pedro de Tejada. Hacia una tarde perfecta, y me gusto mucho la de Almiñe.
Un día tengo que marchame a Tritium.
Un abrazo.

El Deme dijo...

Maravilloso paseo por el castro de Monasterio de Rodilla. Entre los intensos azules y verdes del paisaje se adivina el lenguaje de las piedras que hablan por sí solas de la memoria de los tiempos, pero con tu locución, se hace más ameno lo que tienen que decirnos.

ZáLeZ dijo...

Hola Minerva: Yo he pasado de esa situación que comentas a tener todo el tiempo del mundo. Por desgracia estoy en el paro, lo he pasado muy mal por la cantidad de cosas que han coincidido en mi vida, pero después de una mezcla de estrés, ansiedad, depresión, agobio, angustia, a resignarme y ver la vida de otra forma. Así que ahora intentaré disfrutar del aburrimiento, la tranquilidad, y el hacer las cosas que me gustan y pasar de todo lo demás. Que lo den..
La ermita de la Virgen del Valle es única, como San Pedro de Tejada ("la enrrejada") o también como la del Almiñé.
Lo de Tritium está un poco más complicado si no lo conoces, y te puedes llevar una decepción. Te aconsejo que si visitas la Virgen del Valle, subas a este castro que posteo, y de paso ver las ruinas del castillo que está todo muy cerca.
Abrazos,

ZáLeZ dijo...

Hola Deme: Gracias por tu comentario. Tengo debilidad por estos lugares y aún quedan más por esta zona. Soy consciente de que son temas muy minoritarios y para la mayoría no son más que piedras acumuladas, pero lo explicas muy bien ese sentimiento cuando visito estos lugares.
Saludos,

Minerva dijo...

La curiosidad, posiblemente, sea uno de los factores que mayormente nos inducen a abandonar la comodidad de nuestros hogares y lanzarnos de cabeza a unos caminos, que no por arduos o difíciles, dejan de constituir experiencias enriquecedoras, a la vez que escuelas maravillosas en las que introducirse en esa inmensa herencia de Arte, Cultura, Pensamiento y Misterio que nos legaron las civilizaciones y culturas precedentes, cuyas claves y secretos, por mucho que nos empecinemos en pensar lo contrario, permanecen incólumes hasta el día de hoy, constituyendo, precisamente, todo un reto para aquél que se encuentra con ellos y siente el impulso de intentar desvelarlos, dejándose llevar por su irreprimible hechizo. Uno de ellos, evidentemente, es ese mundo, oscuro, impenetrable y tremendamente celoso de su propia idiosincrasia, que es el motivo fundamental de que este blog exista: el fantástico mundo de los canteros medievales:http://canterosmedievales.blogspot.com.es/2013/07/de-las-suelas-de-los-canteros-las-botas.html
Minerva: "sin comentarios, acabo de leer esto en otro blog" pero te lo traspaso porque.... porque despues leer tu respuesta, estas letras son para ti."

ZáLeZ dijo...

Hola Minerva:
Qué bien ha sabido explicar ese impulso que tanto a tí como a mí nos corre por las venas. Chapeaux. Voy a visitar el blog.
Muchas gracias.
Un abrazo,