martes, 6 de septiembre de 2011

Valderrama (II): El final del verano.

Permitidme un paréntesis.
Mi entrada más absurda, personal, y que refleja un estado de ánimo que mi entorno "geofísico" se encarga de materializar. Cuando crees que estás más cerca de algo, de repente se convierte en un "begin the beguine". Uno de esos días tontos de finales de verano que te empapan de agua bajo un roble, como un estúpido, y encima aderezado con el ruido lejano y desagradable de los disparos de los cazadores como macabro fondo, y lo peor de todo, con autointención premeditada. !Hay que ser masoquista¡...aunque solo sea de vez en cuando y sin que sirva de precedente. (;-)

5 comentarios:

mejora dijo...

Hola Zalez : todos tenemos días de bajón anímico , pero eso se pasa, y como decíamos antes en plan jocoso , siempre 20 años , aunque la mujer le pegue a uno .
Un abrazo.

ZáLeZ dijo...

Hola Mejora:
A veces se juntan tantas circunstancias negativas... pero la vida es así y hay que "agarrarse los machos" y tirar para adelante.
Gracias, y un abrazo,

Fernando J. Ruiz dijo...

Pues amigo, para tu consuelo también te digo que de esos paseos buscando no se sabe 'el qué', tengo yo a montones...

Y ahora no para tu consuelo sino te sirva de alago, tal como describes ese día y con esas imágenes, para mí es poesía pura. ;)

Fernando J. Ruiz dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
ZáLeZ dijo...

Hola Fernando:
Gracias por esos alagos.
A veces se me mezclan sentimientos con cosas más tangibles y como resultado , una sensación de insatisfacción grande.
Al final, el campo siempre es buena terapia.
Un cordial saludo,