lunes, 31 de enero de 2011

La Peña del Elefante (OÑA-7)

Si a un burebano le preguntamos dónde está Valdearnedo unos dirían que en Rioja y otros, los menos, que en la Bureba, pero si lo hiciésemos con la Peña del Elefante, a pocos les resultaría desconocida.
La forma de elefante sedente a nadie pasa desapercibida, más aún cuando está en un lugar fácil de ver (al borde la carretera, entre el cruce de Terminón y Oña). La atracción del hombre por estas rocas naturales, fácilmente identificables con formas de animales, es ancestral en el ser humano.
Pero si nos molestamos en parar y observarla detenidamente desde su cima puede que a más de uno le sorprenda. La roca está literalmente tallada de escalones, artesas rectangulares y formas diversas, desde tiempo inmemorial. "Ver el vídeo".
Para mí es una de las peñas más enigmáticas y fascinantes de la comarca.

Recuerdo hace algún tiempo cuando posteé "El eremitorio de Ombenite", tanto Fernando como a mí, dimos por supuesto que se trataría de un eremitorio rupestre altomedieval (por similitud y abundancia con otros cercanos), pero después de conocer una noticia por la cual Bemar (El Pintor de Frías) en su momento se interesara por esa "enigmática artesa" tallada en la roca, la conclusión fue muy diferente. Según un catedrático de la Universidad de Valladolid experto en estudios germánicos se trataría de una artesa donde se efectuaban sacrificios de animales a los dioses celtas (el sol, el fuego, Vurovio: dios de las aguas calientes, en el caso de los autrigones...).

Extrapolando todo esto a la peña del Elefante la conclusión parece diáfana, tanto por cercanía, por ser territorio autrigón y por similitud con las formas rectangulares talladas y su orientación Este-Oeste (vida-muerte) y que seguramente en épocas altomedievales fuera heredado este mismo concepto. José María Ibero la ubica en el tiempo en el calcolítico a raíz de hallarse al pie de la peña un silex neolítico, como así ha sucedido en otros muchos yacimientos de la zona. Mi humilde opinión es que, con respecto a las formas rectangulares, y artesas talladas en la piedra, al igual que sucede en Ombenite, se trataría de altares o plataformas (con pequeños canalillos de rebose en los cabeceros) para sacrificios de animales a los dioses celtas autrigones, como el Sol (muy cerca se encuentra la interesante Peña "del Sol") que la trataré en otra ocasión cuando me encuentre mejor y el tiempo lo permita. Estaríamos hablando de entre 600 años aC. a 200 d.C.

El entorno de la Peña del Elefante presenta muchas formaciones rocosas areniscas y he sucumbido ante la fascinación que producen, por lo que aproveché a darme un paseo por la zona, pero no será la única entrada que haga al respecto. Algunas areniscas emblemáticas de la zona se hallan grabadas con cruces. En ciertos casos podría deberse al azar y a su composición quebradiza por la erosión , pero en otros rotundamente no. La cruz sería la representación esquemática más antigua y simple de identificación humana y que los cristianos heredaron y admitieron como un símbolo propio. "Espero no me crucifiquen y me quemen en la hoguera".

Otros lugares muy cercanos a la peña del Elefante y que fueron investigados en su día por José María Ibero, con más pasión que fortuna, fueron, el que he mencionado de "Peña del Sol", "El Cuadrón" y la "Peña del Gallo" ubicándolos en casi todos los casos como en la edad del Bronce o Calcolítico, aunque existen serias dudas al respecto.

En el Cuadrón P. Ibero localizó en unas rocas dos cruces representando a un hombre y una mujer de una forma estilizada y diversos enterramientos.
En la peña del Gallo, varias cruces de estilizaciones humanas.
En el alto de Viciana en el 1921, se descubrió un enterramiento colectivo en forma de hileras y cubiertas de lajas, de la época romana.

16 comentarios:

Álvaro Tilo dijo...

Si me hubieras preguntado a mi, Zalez, no hubiera fallado, es de las pocas cosas que sé donde está y siempre que paso cerca hago el mismo comentario: "La peña del elefante"

Buen y completo comentario.

Un codial saludo

Ism@ dijo...

Hola Zález:
De chaval me parecia asombroso como esas rocas podian tener semejante forma. Increible! pensaba. Hoy en dia con la vegetación que ha crecido encima pierde un poco su fuerza visual pero hace años era igual a un elefante y como dices conocidísima en la comarca. Un saludo.

ZáLeZ dijo...

Hola Alavaro:
Parece que todos que solemos pasar por ahí, hacemos los mismos comentarios. Es que pega mucho a la vista.
Saludos cordiales,

ZáLeZ dijo...

Hola Isma:
Yo siempre la veo igual, quizás porque paso con cierta frecuencia, pero es posible que hace años estuviera más limpia de arbustos pero sigue teniendo el mismo encanto.
Saludos

Abi E. dijo...

Hola Zález, desde luego, si es verdad que se ha cubierto de arbustos y la sensación visual no es la mísma y también teneiendo en cuenta que antes ibamos en autobús y desde mas alto se ve mejor y ahora con los coches se aprecia menos, pero la piedra del Elefante ahí está para delite de la vista y de la memoria.
Curioso lo de las cruces, nunca me habia percatado, pero tendré que parar un día a verlo y lo de las "escaleras".
Al ver las imágenes de Tartalés, me han venido a la mente recuerdos de juventud muy gratos. Que bien que lo pasamos allí.

Un abrazo

mejora dijo...

Hola Zalez : Te voy a contar una anécdota que me ocurrió ahora en Febrero hace 50 años en la Peña del Elefante . En Briviesca en aquellos años no había baile en invierno y salió un día tan bueno que Julián y yo nos fuimos a Oña en bicicleta al baile que hacían en la plaza . A la vuelta en la Peña del Elefante se me pasó el piñón de la bicicleta por lo que me tocó volver hasta Aguilar a pie , allí nos recogió un camión , ya que no pasó nadie más en todo el trayecto.
Ni se me ha pasado por la imaginación que en el Elefante pudiera haber un ara de sacrificio como el de Ombenite ( que vimos haciendo la ruta de los monteros, gracias a tus indicaciones). Un abrazo

ZáLeZ dijo...

Hola Abi:
Hay muchas cosas interesantes en Oña. La Peña del Elefante es la más conocida, y no la única pero lo más interesante está en su cima, pero hay que mirarla con detenimiento para darnos cuenta de lo atrayente que ha tenido que ser a lo largo de los siglos.
Seguro que has identificado la casa donde nuestro amigo común M.A.O. vivió. La última vez que lo ví, estaba "disfrazado de chimenea" en una manifestación en contra de la incineradora de Moneo, en Medina. Ya ves si marcó aquella época que aún seguimos con las mismas inquietudes. Nos olvideramos de lo que hicimos ayer, pero lo sucedido en la "prehistoria de nuestras vidas" siempre seguirá presente.
Un abrazo,

ZáLeZ dijo...

Hola Mejora:
Pues ir andando hasta Aguilar con una bici despiñonada tiene mérito. Qué aventuras, así es que te acordarás de la Peña del Elefante siempre, jeje. Pero si te contara las "aventuras" que nos han sucedido en Oña, cuando no había móviles te quedarías de piedra.(aunque de poco hoy sirve el móvil cuando en los lugares más escabrosos y donde más necesario son, no hay cobertura y no sirven para nada).
En un día de finales de otoño fuimos dos amigos a la sima del repetidor, que hoy no sé como la llamarán, estuvimos hasta lo más profundo, pasaron las horas sin enterarnos, comimos, y al salir nos encontramos con una nevada impresionante y una niebla del carajo. Como no pudimos bajar, pues está en las faldas de la Mesa y era muy peligroso y encima anochecía, decidimos quedarnos a dormir en la sima. Al día siguiente bajamos a Oña con mucho cuidado, tomamos el autobús a Briviesca y cuando llegamos se montó un follón impresonante pues las familias estaba muy preocupadas y nos comentaron que a punto estuvieron de dar parte a la guardia civil para buscarnos, y encima creo que no sabían dónde habíamos ido. Si eso hubiera sucedido hoy teníamos movilizado a todo el cuerpo de rescate de la Bureba, jeje.
Me alegro que localizaras lo de Ombenite y lo hayas incluido en la ruta. Es muy intersante y lo conoce muy poca gente.
Un abrazo,

01:13:00

Esperanza dijo...

La de veces que habré pasado por ahí..... y yo sin verlo, tal vez, como comenta Albi, sea porque al ir en coche la perspectiva es diferente, pero bueno, espero fijarme (si me acuerdo) la próxima vez.
Saludos.

ZáLeZ dijo...

Hola Esperanza:
La verdad es que si pasas con el coche, conduces y vas a lo que estás, es fácil no verlo si no vas prevenida.
Saludos,

Abi E. dijo...

Hola Zález, sigue viviendo, desde hace algún tiempo que ha vuelto de Butrera. Me lo encontré allí en Tartalés y estuvimos charlando un rato.

Un abrazo

ZáLeZ dijo...

Hola Abi:
Ya le haré una visita, a ver si le encuentro.
Un abrazo,

Fernando J. Ruiz dijo...

Como siempre, un reportaje magnífico.
En una de las tomas que mostrabas, era un elefante idéntico tumbado...

Saludos y a seguir mostrándonos esos bellos parajes.

ZáLeZ dijo...

Hola Fernando:
La forma del elefante solo es visible desde un determinado ángulo pues desaparece rápidamente.
Gracias, y saludos cordiales

Esperanza dijo...

Lo ví y se ve muy bien según sales, como tienes que hacer stop, de la carretera de Poza. Justo al frente, la perspectiva diferente a la de tu foto, incluso creo que se aprecia mucho mejor la forma desde el stop.
Saludos

ZáLeZ dijo...

Hola Esperanza:
A veces cuanto más cerca estés de las cosas, menos se preciben en su conjunto.
Me alegro que te dieras cuenta.
Saludos,