sábado, 1 de octubre de 2016

En Frías no es oro todo lo que reluce. Adiós a los álamos dorados y desaguisados varios.


Estos hermosos álamos han sido talados.

Aunque mi vinculación "física" con Frías ha quedado duramente cercenada por circunstancias personales, lo cierto es que mi gusto y admiración por esta pequeña ciudad siguen intactos. 

La calificación, merecida, de formar parte del selecto club de pueblos más bonitos de España y también del mundo, no solo afecta a sus construcciones, calles, monumentos y patrimonio artístico-cultural sino también a su entorno `paisajístico que algunos parecen ignorar. Sin él, no sería la misma. Parece obvio ¿verdad?. 

Como a Frías le sobran árboles y encima parecen estorbar, lo mejor es talarlos sin discriminación.. Ahora les ha tocado el turno a los álamos o chopos, como más nos guste.
   Hace unos meses desaparecieron los que se ubicaban cerca del Albergue porque resultaban peligrosos al haberse caído algún ejemplar por alguna tormenta o tal vez por el  peligro que conllevan cuando el  Ebro se desborda.
Los chopos de la zona del Albergue que han sido talados. 
   Ahora, tal como me han informado, le ha tocado el turno a una bonita alameda ubicada a orillas del cauce Molinar. Comprendería que si se tratase de una propiedad privada, los dueños estarían en su derecho en cortarlos si les viene en gana y venderlos o lo que fuera, pero como se localizan en la orilla del cauce, según mis últimas informaciones, existía peligro de que cayeran en las huertas colindantes y dado su gran tamaño, la sombra proyectada perjudicaba el crecimiento de hortalizas en dichas  huertas colindantes  por lo que, previos los permisos legales con la correspondiente publicación en el tablón de anuncios, y supongo que con la aprobación de la Confederación Hidrográfica de Aguas del Ebro, se ha optado por la tala indiscriminada.

Desde el pico de la Cruz, los álamos en otoño eran un buen adorno visual. Ya solo quedarán en el recuerdo, o hasta que dentro de unos años vuelvan a rebrotar...

     Entiendo perfectamente los motivos de dichas talas, son razonables,  pero a pesar de todo, me sigue pareciendo  un atentado a la belleza del entorno de Frías, y ahí debería hacerse respetar el propio Ayuntamiento en concertar ciertas normas o controlar que impidan perjudicar el entorno paisajístico de Frías que también es su patrimonio. Resumiendo: me produce mucha pena e indignación.  En Madrid  como en tantos sitios, también se caen los árboles por viejos y no por ello van a decidir cortarlos a todos. Si alguno presenta peligro, lógico es que se tale, pero no actuar de forma generalizada.

Y "aprovechando que el Ebro pasa por Frías", me gustaría rememorar tres de las grandes hazañas-chapuzas avaladas por antiguos Consistorios que han quedado grabadas como horrendos tatuajes en la piel fredense.

  Primera chapuza.  Me refiero a la antigua huerta del Convento de San Francisco en una ladera de la montaña, la cual fue literalmente reventada a mordiscos hasta las entrañas de la roca para construir una serie de chalets "con vistas" y con sus horrendas orejeras de roca, que han destrozado la montaña y parte del entorno visual  perfectamente apreciable desde muchos puntos de Frías.
Foto antigua donde se aprecia en primer plano la huerta del convento de San Francisco con algunos frutales 

En la actualidad,  donde se encontraba la huerta,  hoy podemos disfrutar de este ·"precioso panorama" desde el castillo,

Otra de las grandes chapuzas fue la destrucción del tramo de calzada romana que desde el crucero descendía hasta al puente medieval para construir un camino de cantos rodados más cómodo y accesible. 
Foto antigua de la calzada romana

En la actualidad.

Y la tercera: Un circuito de motocros en la ladera del pico de la Cruz que, por lo que observé en su día, era usado por dos o tres aficionados, muy de vez en cuando. . 
Circuito en la ladera del Pico de la Cruz.

Pero seguro que habrá más desaguisados que se me olvidan y que algunos de vosotros añadiríais a la lista. 

A pesar de todo, Frías sobrevive y sobrevivirá. Me acuerdo de un dicho que oía con aburrida frecuencia cuando estaba en el colegio de "frailes", muy puritanos y trasnochados ellos. Más vale encender una vela que criticar en la oscuridad. Tenemos lo que merecemos. 

Me he quedado a gusto. Para que luego me achaquen que soy demasiado políticamente correcto. Je, je, je.

  EN ESTE VÍDEO fusión Otoño-Invierno, del que quedé muy satisfecho (imágenes, música incluida y dedicatoria final) se puede observar la belleza que suponía para el otoño en Frías. Hoy quedará como testigo y recordatorio de que las cosas  hay que ejecutarlas de forma lógica y nunca drástica.  Pero allá los fredenses con su hermosa pequeña ciudad. Todo depende de ellos, de su permisibidad indolente y de su capacidad de crítica y oposición ante lo que consideren perjudicial para su pequeña y hermosa ciudad.    Se admiten críticas a las críticas, pero que convenzan. .

12 comentarios:

Fernando J. Ruiz dijo...

Saludos Zalez. Lamentablemente esto suele ser bastante común en este pais, iba a decir de pandereta, pero que culpa tienen los 'pandereteros'... este pais de "lamedores", de chupopteros donde el gusto radica en eso, en quien da el mayor 'lametazo' al espabilado de turno que hace negocio hasta de las maderas de la tumba, o las cenizas de su puñetera madre...

ZáLeZ dijo...

Hola Fernando:
Lo de los álamos tiene solución, aunque debido a los problemas que se les achacaba, dudo mucho que haya intención de replantar. Lo mismo pasaría con el circuito. Esos casos serían lo de menos. En cuanto a lo de la huerta de San Francisco, o la calzada romana, eso va a quedar en los anales de despropósitos. Pero lamentablemente en todos sitios cuecen habas....
Saludos,

Lebato de Mena dijo...

Querido amigo, es la norma: hacer dinero a corto plazo, dejar a los hijos en buena posición y que el que venga detrás arree.

El tejón dijo...

Y lo que nos quedará por ver.
Un saludo.

Mikel dijo...

Entre todas las barbaridades la de la ladera de los chalets clama al cielo.Qué lástima.

ZáLeZ dijo...

Hola a todos:
Resulta increíble que en un lugar tan especial como es Frías, se hayan permitido tales atrocidades como el mordisco en la montaña. Quiero pensar que hasta hace unos años no había tantas exigencias que no fueran las licencias de obras que concedía el Ayuntamiento y que no estaban supervisadas o supeditadas por Patrimonio. Eso, y la indolencia de sus habitantes, todo hay que decirlo, dieron como resultado este espectáculo. Sin embargo, en la actualidad, es todo lo contrario, ya que por cualquier obra, por mínima que sea, y que modifique la estética de una casa, Patrimonio se convierte en la espada de Damocles y las multas habituales si te sales de ellas.
Saludos a todos y gracias por comentar.

Minerva dijo...

La luna es bella, pero sin el brillo del sol no es lo mismo. Frias es bell@, pero tus palabras son su brillo. Y ya no miramos, sino que observamos donde pones tu luz. No sera oro todo lo que reluce, pero que hermoso, no crees?.

Minerva dijo...

P.D. preciosas lineas las del final del vídeo.

ZáLeZ dijo...

Hola Minerva: Hay que ver qué cosas tan bonitas dices. Las antípodas de lo que se ha generado en el FB que me han dado ganas de bloquear a un "amigo". Casi me saca de quicio y al final resulta que ha sido un mal entendido. Me he vuelto muy susceptible y me he llegado a cabrear. Pero también reconozco que presentía la polémica.
Un abrazo,

El Deme dijo...

No hay nada más triste que talar árboles y eliminar un trozo de campo, una perspectiva de paisaje, una maravillosa paleta pictórica.

ZáLeZ dijo...

Hola Deme:
Parte del título ha sido inspirado en el nombre de tu blog que me ha venido como anillo al dedo, pero frente a los motivos razonables, la paleta pictórica ha sucumbido por su propio peso. Es triste, pero es así.
Saludos,

Robín dijo...

Una "v" en permisividad, suavizaría y "legalizaría" la palabra. Siento mucho la tala innecesaria de árboles autóctonos, no destinados al lucro intensivo maderero.