miércoles, 12 de agosto de 2015

EL CRONICÓN DE OÑA un evento teatral para no perdérselo.

En primer lugar quiero dar las gracias a los responsables del Cronicón de Oña por considerar de interés mi asistencia al ensayo general de la obra de teatro/pase de Prensa, y en segundo lugar a mi amigo Abilio Estefanía por tener a bien comunicármelo.
    Con cierto pudor debo reconocer que no había asistido a esta representación teatral hasta ayer. El que contasen conmigo para aportar mi granito de arena en la divulgación de este evento, me enorgullece.
   Así es que me presenté en Oña con mi pequeña cámara de vídeo y mi compacta dispuesto a captar algunos de esos instantes majestuosos de la obra que me pareció esplendorosa, con una puesta en escena espectacular de luces y sonido, y en un marco incomparable. Y lo más importante , por el trabajo  de 200 onienses al mando del nuevo y flamante director Perfecto Uriel que ha aportado más vitalidad y vistosidad a los personajes.
    Con sinceridad, esas dos horas que duró la representación se me hicieron cortas, tal vez porque estaba de la "Ceca a la Meca" intentando captar los mejores instantes. Espero no haber defraudado .
     Así es que no voy a aburriros con más datos porque lo principal es que lo experimentéis por vosotros mismos  y  os animéis a reservar aquí, cuanto antes, vuestra entrada y comprobar "in situ" que lo que os digo es "real". Daros prisa que "la función está a punto de comenzar.".

Sancho intuía  los problemas que acarrearía su testamento
Aunque no quería mencionar el argumento, la verdad es que es el plato fuerte de la obra que va desde la época de la repoblación hasta la muerte del hijo de Sancho III el Mayor, don García Sánchez en Atapuerca , en batalla contra su hermano Fernando. Entre medio se suceden hechos históricos teniendo como punto central al Monasterio de San Salvador y su fundación, donde el Abad Iñigo representa una de las figuras más relevantes e influyentes de la época.

   Entre medio aparecen personajes históricos como doña Urraca,  el conde de Alava, los condes de la Bureba (Los Salvadores o Sandovales), Fernán González (abuelo de Sancho El Mayor), el mismo Cid Campeador (su intervención en la obra fue fantástica) y una extensa lista de personales, hoy tallados en el famoso puente de San Pablo de Burgos.
Cofre de las reliquias de San Ïñigo
 Todos ellos bien hilados en la trama. Por eso , para los amantes de la historia, constituye un revulsivo importante y una auténtica lección de historia de nuestra querida tierra, siempre tan convulsa. En cuanto al error sospechosamente repetido en ciertos entes consistente en incluir Oña en las Merindades, por  puras cuestiones orográficas y de marketing., no hay más que ver y seguir la obra para percatarnos que Oña y Bureba han estado siempre ligadas como siamesas y en ningún caso,oiremos referencias a las Merindades como tales. Tanto es así que Oña se ha considerado la capital histórica de La Bureba.



Y el escenario de la obra no puede ser más idóneo, ya que muchos  sepulcros de reyes castellanos y navarros como Sancho El Mayor y su esposa doña Muniadona o Mayor, y condes burebanos jalonan los laterales del escenario   y en el centro del altar mayor, el precioso cofre de las reliquias de San Iñigo.



     
                                                   DIVERSAS ESCENAS DE LA OBRA:


































:
    VIDEO RECOPILATORIO:


Y otro más del escenario vacío:

5 comentarios:

El Deme dijo...

Maravilloso Cronicón. Tuvimos la suerte de verlo representar al aire libre en el año 2012 en la Plaza de Conde Sancho García (la iglesia del monasterio estaba ocupada por la exposición de Las Edades del Hombre) y fue un espectáculo total. Aún recordamos esas voces contándonos la historia del lugar, sintiendo algo especial y mágico en ese entorno.

ZáLeZ dijo...

Si te pareció espectacular al aire libre, por aquella circunstancia, no te imaginas verla dentro del monasterio...
Un cordial saludo,

Minerva dijo...

Que preciosidad Zález. Mis aplausos mas fervientes al reportaje y sus fotos. Creo que los onienses tendrían que estar muy orgullosos, aunque hayan visto mas de mil artículos sobre la historia de su Oña.
Yo he visto el Cronicón 4 o 5 veces. Recuerdo la expectación de su 2º año, (mi primera vez) la gente comentando por lo bajo a laboriosidad del pueblo: Los trajes, las espadas, las cotas de mallas y armaduras. Que si actuaba la madre de aquel o la hija del otro, que si la música sonaba majestuosa o la iluminación era divina. Creo que vi la obra, como un niño el primer día que ve fuegos artificiales, ¡se me paso tan rápido! total que tras terminar, con la boca abierta abrumada por lo que había visto, solo se me ocurrió decir: "No me he enterado de la HISTORIA, hay que volverla a ver". jajaja. Y de cada vez que voy te podría contar detalles, curiosidades, esa carne de gallina, y como no esa banda sonora de "El Secreto de la pirámide" que tanto me gustan. Un saludo, preciosas fotos.

ZáLeZ dijo...

Hola Minerva.
He hecho lo que he podido y para mi vergüenza, decirte que no había visto la representación hasta ahora.
En mi descargo, siempre he estado más centrado en Frías y por circunstancias de afecto con los chicos del teatro de Frías, como que no me había dado por ver el Cronicón, y porque sabía que tarde o temprano tendría que ir.
Y con respecto a la historia, comprendo que puede resultar comprimida en datos y personajes y si no vas con una base de información del guión, es fácil perderse, por eso, y como las buenas pelis, es necesario verla varias veces para captar los detalles que se pierden la primera vez que se ve.

ZáLeZ dijo...

Se me olvidaba Minerva. En el FB han habido ciertas "disputas" a cuenta de lo que he comentado de que Oña no pertenece a las Merindades y todo porque algunos de los pueblos pedáneos dependientes de Oña, en algún momento de la historia pertenecieron a la Merindad de Cuesta Urría. Yo como buen cabezón, no me ha entrado en la cabeza que Penches ,Barcina de los Montes y la Aldea hayan pertenecido a dicha merindad, que si bien es cierto que en el 1785 se mencionaron como incluídos, yo no pienso que en su origen lo hayan sido porque considero que ese entorno de Oña pudo ser con casi total seguridad del Alfoz de Petralata, del que procedería Oña o lo comprendía. Cosas que pasan cuando polemizo porque lo peor es que encima me gusta.
Quizás para tapar bocas suelo decir que Oña no pertenece a las Merindades, incluida la Bureba, son las merindades las que pertenecen a Oña, jeje. Saludos