viernes, 12 de noviembre de 2010

Grafito con solera en el Lavadero Medieval de Frías.

Que los libros de historia no se pueden leer como si fueran novelas, de un tirón es un hecho, al menos para mí. A veces es necesario releerlos una y diez veces y puede que a la tercera uno se percate de esas pequeñas anécdotas, aparentemente intrascendentes. Así me sucedió con el libro que tantas veces hago referencia de Celestino Q. Herrán (1887).

En él comenta que en el lavadero medieval existe una inscripción en una piedra. ¿..?. y que ya en aquella época era conocida de muchos años atrás, es decir: si el libro data del 1887 habría que imaginar que al menos la inscripción o grafito dataría de unos cuantos años antes . La frase en cuestión es sobradamente conocida y tópica: "Si las piedras hablaran, cuantas cosas contarían".
Quise entonces comprobarlo y raudo me dí un garbeo hasta el lavadero y a base de mirar y mirar por fin dí con ella. Justo en una de las piedras más antiguas (que son las losas inclinadas utilizadas para lavar) apareció la famosa frase, no sin antes de "lavar" la superficie pues se encontraba un poco tapada con barrillo y verdín. Realmente me sorprendió que pudiera conservarse en "relativas buenas condiciones" pero la persona que lo ejecutó lo hizo con calma , premeditación y no escatimando siquiera en utilizar letras capitales, lo que me hace sospechar que pudieran datarse de mediados del s. XIX o quizás de finales del XVIII. "Un curioso graffiti con solera sin duda".

Si se ignoraran estas circunstancias, cualquiera pudiera pensar que lo ejecutaron hace cuatro años, pero no es así.

Personalmente pienso que la frase , aunque muy manida y aparentemente obvia, en mi opinión es errónea, como alguna vez he comentado porque (coincidencias de la vida) es una de mis preferidas. Las piedras hablan y mucho, pero hay que saber escucharlas porque dicen cosas de sí mismas, sin pronunciar palabra. "No estoy loco". Su forma, composición, antigüedad, textura, relieves, muescas, talladuras, ubicación....lo dicen todo...otra cosa es que tuvieran ojos u oidos y pudieran grabar el paso del tiempo...que por ahí van tiros.


En otro asunto de cosas, me estoy imaginando el trabajo y dedicación de aquellas mujeres de antaño, y del esfuerzo que suponía llevar las prendas para lavar, acompañadas de burros y mulas con serones llenos de ropa en el mejor de los casos, para cubrir la no desdeñable distancia existente con el casco urbano de Frías. Toda una lección, aunque afortunadamente hoy es tan solo un recuerdo.


12 comentarios:

pedro dijo...

me has vuelto a sorprender. tu date cuenta que en lavadero es donde se contaba todo je je

Abi E. dijo...

Hola Zález, que limpia y cristalina esta el agua.
Ya ves si las piedras hablaran.... casi es mejor que no, que nos llevariamos mas de una sorpresa, jajajaja.

Un abrazo y buen video
el lio de Abi

ZáLeZ dijo...

Hola Pedro:
Jaja mira que no caer en la cuenta. Lo que no se cocería mientras lava que te lava....
Saludos,

ZáLeZ dijo...

Hola Abi:
Y que lo digas.
Una de las cosas que llama la atención es el agua que mana casi con tanta intensidad como en el pozo blanco de Santa Casilda pues brota del suelo entre las piedras, y creeme que mana igual en invierno que en verano, y sucede lo mismo con el rio Molinar que lleva casi siempre el mismo caudal en el estio, como es el caso, o en invierno.
Un abrazo,

mejora dijo...

Hola Zalez : hablas de las mujeres de antaño que iban al lavadero a lavar, pues dichosas ellas que tenían un buen lavadero , como las de Poza que tenían un lavadero estupendo. Pero yo me acuerdo que mi madre iba al arroyo de Valderrueda a lavar con un balde de zinc a la cabeza con la ropa. Pues yo no me acuerdo de haber visto en Briviesca lavadero. Ahora no se puede ir al arroyo Valderrueda a lavar por que la mitad del tiempo no baja agua en parte porque llueve menos y en parte porque hacen represas ilegales para regar y el Seprona ni se entera, como tampoco se entera aguas del Ebro y que yo sepa en ese arroyo no tiene concesión para regar nadie excepto el difunto Mariano Arnaiz Villacorta ( el de la granja Valderrueda) y un servidor y resulta que coge agua todo Sampedro menos los autorizados por aguas del Ebro.
En cuanto a los grafittis en las piedras, recuerdo mucho un soneto que había escrito con lapicero en una pilastra a la entrada del soportal , de la gruta de Santa Casilda , subiendo por el camino del Pozo Blanco . Estaba firmado por F. Izquierdo y ponia la fecha, antiquísimo. Un abrazo

ZáLeZ dijo...

Hola Mejora:
Normalmente casi todos los pueblos por pequeños que fuesen tenían su lavadero pero dentro del pueblo. No era habitual que estuviera a las afueras pero todo dependía, lógicamente, de donde se situaban las fuentes.
Lo de Valderrueda tiene pelendengues. También suponía que todo el quisqui que tenía huertas en su cauce se aprovechaban de él. Unos con todas las de la Ley (por lo que veo dos) y la mayoría por el papo. La Confederación Hidrográfica del Ebro, a la que pertenecemos, tampoco mete mano a la cantidad de pozos que se hacen en todo el término de Briviesca, la mayoría ilegales, pero ahí siguen...
Lo del soneto escrito a lápiz tiene mérito, lo ignoraba, pero resulta un milagro que ese graffiti se pudiera mantener tanto tiempo.
Un abrazo,

Temujin dijo...

Las piedras hablan, solo hay que saberlas escuchar... pregunta a las del lavadero, como saben de inquietudes de madres, esposas, abuelas y amantes

ZáLeZ dijo...

Hola Temu:
Sin duda un buen lugar para grabar psicofonías. Me estás dando unas ganas.... Aunque el resultado puede ser explosivo. Jeje

Álvaro Tilo dijo...

Hola Zález: Me quedo con el hermoso, sagaz y certero comentario que haces sobre que las piedras nos hablan si sabemos escucharlas. Ese es el misterio que tan atinadamente nos apuntas.

Yo también recuerdo de pequeño lavaderos públicos del que no quedan ya ningún recuerdo. Es una lástima.

¿Sabes que en la construcción de una carretera han aparecido, como era logico y todos sabiamos que podía ocurrir (todos menos el zote del alcalde, concejales y algún otro listillo especialista en carreteras) ruinas de un poblado romano y ahora no saben qué hacer con ellas.

Muchos estamos seguros, visto lo visto, que comentarán alguna barbaridad. Seguro. Ya te informaré.

Un cordial saludo.

ZáLeZ dijo...

Hola ALvaro:
mmmmm me da en la nariz, igual me equivoco, pero puede que te refieras a Arce Mirapérez en Miranda de Ebro, uno de los poblados indíegenas autrigón-romano donde se sabía de sobra que existía un poblado y dieron permiso (o no) para construir un chalet encina del yacimiento?. ¿Ahora una carretera?.
La verdad es que me creo todo lo que me digas. Ya me contarás...
Un cordial saludo,

Álvaro Tilo dijo...

Aciertas plenamente con el lugar. La carretera que une el nuevo polígono industrial con el anterior se ha construído pasando justo por el medio de ese poblado y el resultado ha sido el esperado para la mayoría. ¿Qué genialidades se les ocurrirá ahora al alcalde y demás rssponsables de la Junta? Ahí están como pasmarotes sin saber qué hacer y al final, me temo, cualquier día aparecerá asfaltada y con las ruinas enterradas.

Un cordial saludo.

ZáLeZ dijo...

Desgraciadamente ese tipo de situaciones se repiten con bastante frecuencia y es mejor resignarse ante la ignorancia de los que tienen el poder. Deóbriga (Arce Mirapérez) una de las diez ciudades autrigonas indígenas que tenemos por estas tierras pasará al recuerdo como otras han pasado. Seguramente las generaciones venideras nos lo recriminarán...El progreso no tiene que estar reñido con la conservación de nuestro patrimonio, aunque muchos consideran que es como una china en los zaparos para la construcción de todo tipo de obras públicas o privadas.
Un cordial saludo,