miércoles, 8 de abril de 2009

SALTO DEL NERVIÓN Y CAÑÓN DE DÉLIKA

Uno de los lugares para visitar, si queremos conocer la provincia de Burgos, justo al límite con Alava, es el Parque o bosque de Santiago. Una zona cubierta de hayas y donde podemos visitar las loberas, las fuentes de nacimiento del río y contemplar, desde el famoso mirador (en épocas de deshielos o lluvias abundantes), la cascada del Nervión. Un Salto de casi 300 metros al abismo profundo. Está considerado como uno de los más altos de Europa. Visitarlo desde el Bosque de Santiago es muy fácil, lo más complicado sería visitarlo pero...desde abajo. Obviamente algo más complicado. Es absolutamente espectacular, pero antes de llegar a la base de la cascada, justo donde rompen sus aguas, hay que andar unos 6 Km. desde la localidad o aldea de Délika, bordeando y sorteando el "arroyo del Nervión" entre cascajeras.

     La dificultad estriba en la "época del año" que lo hagamos. Con deshielos y grandes lluvias la cosa se complica pero es cuando mejor podremos admirar la caída del agua. De todas formas también resulta de interés hacer la ruta en épocas secas pero desgraciadamente nos perderemos el desplome del agua al vacío. Eso sí: mucho ojo a los "meteoritos" generados por.... los que "desde arriba, en el mirador" se divierten tirando piedras para ver lo que tarda en estrellarse al fondo del cañón. Resulta una tentación difícil de evitar y un riesgo, pero hay que asumirlo. Os inserto un vídeo-fotos hecho con imágenes propias y de Internet de dicho lugar. Espero que os guste. 




2 comentarios:

Abi E. dijo...

Hola Zaleza, muy bien por el salto del Nervión y ademas tienes toda la razón, desde Délika obtiene otra dimensión, pero mejor hacerla con casco jeje.
Y el montaje de video te ha quedado muy bien.
¿que hiciste las dos rutas en el mismo día para sacar las fotos?
un abrazo

zaleza dijo...

Gracias Abi. Las más interesantes son fotos buscadas de Internet. La ruta de Délica la hice hace tiempo y lo grabé en vídeo, por lo que son fotogramas, pero por desgracia me entusiasmé tanto al principio que me quedé sin batería cuando nos acercamos al rompiente, de todas formas caía un hilito de agua porque fue en una época de pocas lluvias y no nos acercamos demasiado al ser un finde con muy buen tiempo y había mucha gente en el mirador y "alto riesgo de meteoritos".